La aerolínea de bajo coste, que ya opera vuelos intercontinentales desde Londres, Estocolmo, Copenhague, abre ahora rutas de largo recorrido desde París.

Norwegian sí se ha atrevido con los vuelos intercontinentales. Mientras Ryanair, el gigante del bajo coste, lleva años proclamando periódicamente su interés por lanzar vuelos hacia Estados Unidos, ha sido otra ‘low cost’ la que ha tomado la delantera.

Norwegian opera desde hace años rutas a Estados Unidos desde varias capitales de Escandinavia (Estocolmo, Copenhague, Oslo y Bergen) y también desde Londres. Y ahora redobla su apuesta por las conexiones transatlánticas sumando sus primeras rutas con Estados Unidos desde París.

La aerolínea dirigida por Bjørn Kjos estrenará el próximo julio vuelos desde París-Charles de Gaulle con destino a Nueva York, Los Ángeles y Miami. La aerolínea mantendrá sus operaciones en el aeropuerto parisino de Orly, pero operando allí sólo las rutas europeas.

“Hace menos de tres años desde el lanzamiento de nuestras operaciones de largo radio y ya hemos levantado una red de 38 rutas directas entre Europa y los Estados Unidos. París es una de las principales puertas de entrada a Europa, y vemos un gran potencial de expansión en Charles de Gaulle, tanto en el número de rutas como en el de frecuencias”, subraya Bjorn Kjos, fundador y consejero delegado de Norwegian.

La compañía operará las conexiones con sus nuevos aviones Boeing 787. Norwegian dispone actualmente de ocho unidades del modelo del fabricante estadounidense, pero elevará su flota de Dreamliners hasta las 38 unidades en 2020.