Los japoneses quieren controlar el mercado del tabaco. Para ello, no dudan en comprar empresas españolas. Japan Tobacco International (JTI) ha adquirido el 50% de las acciones de La Tabacalera que eran propiedad de la compañía española Consorcio Cita Caribe.

JTI ya posee el 50% de las acciones de La Tabacalera, compañía dominicana que pertenecía a la española Consorcio Cita Caribe. La venta se ha producido por 14 millones de dólares. El Estado dominicano posee el resto de las acciones de La Tabacalera.

La empresa japonesa, una de las principales tabacaleras del mundo, ha decidido invertir en la República Dominicana atraída por la estabilidad económica del país, según ha afirmado Marchant Kuys, presidente para América Latina de JTI.

La tabacalera japonesa generó en 2014 más de 21.000 millones de dólares en ingresos y posee los derechos de famosas marcas como Camel y Winston. Tiene en plantilla más de 26.000 empleados y opera en más de 120 países. En España, cuenta con una fábrica de cigarrillos en Tenerife, la última que quedará en España si Altadis cierra su planta de Logroño.

La Tabacalera, que cuenta con 186 empleados, fue fundada en 1902 con el nombre de La Habanera. Doce años después se rebautizó como Compañía Anónima Tabacalera (CAT). Durante la dictadura del militar y político dominicano Rafael Leónidas Trujillo (1930-1961) la empresa estuvo en manos del dictador, para luego volver a ser propiedad del Estado una vez fallecido el dictador. En 1997, CAT comenzó un proceso de privatización y ya en el 2000, con la compra de acciones por parte de la empresa española Consorcio Cita Caribe, pasó a llamarse La Tabacalera.

Con esta compra, los japoneses de JTI extienden un poco más su imperio mundial del tabaco. El “país del sol naciente” quiere controlar los humos de los cigarrillos de Occidente. Esperemos que no escriban las cajetillas en japonés.