El sector del taxi ha encontrado un aliado bastante solvente en su lucha contra la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y Uber. Se trata del Partido Popular, que mediante su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, se han comprometido a “defender su posición” ante los organismos reguladores.

Este jueves era clave para los taxistas. Había una manifestación para dar visibilidad a la lucha que mantienen contra la CNMC y, lógicamente, contra Uber. Según la organización de la manifestación, en torno a unos 5.000 taxistas procedentes de todo el territorio nacional y de países como Francia, Portugal y Bélgica se han dado cita en la madrileña plaza de Colón contra los informes publicados por CNMC en los que se insta al Gobierno a anular diversos artículos que regulan la actividad de las empresas de vehículos de alquiler con conductor aprobada en noviembre de 2015.

Según el presidente de la Asociación Gremial del Taxi, Miguel Ángel Leal, el regulador está “obsesionado con desregularizar el sector para favorecer a multinacionales que en nada vienen a ayudar a la economía española ni a los ciudadanos ni al empleo de este país”. “Entendemos que es un organismo que debería estar para defender los intereses de los ciudadanos y está siendo verdugo de más de 100.000 familias que viven del sector del taxi”, ha señalado Leal.

Aunque a los taxistas les ha salido un aliado bastante fuerte. El portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando, se ha comprometido con el sector del taxi a “defender su posición” ante los organismos reguladores como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que está promoviendo una liberalización que los taxistas rechazan y contra la que se han manifestado este mismo jueves.

El diputado por Almería se ha encontrado con representantes de la Federación Española del Taxi (Fedetaxi) y de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) para conocer de primera mano los problemas del taxi, que este jueves ha celebrado un paro de dos horas y una manifestación en Madrid contra las pretensiones de la CNMC de desregular este sector.

“Nos hemos comprometido a defender su posición ante los organismos reguladores”, ha afirmado después Hernando a través de su perfil de Twitter, consultado por Europa Press. También el pasado martes el Grupo Socialista se comprometió con Fedetaxi a aunar esfuerzos en su lucha contra la liberalización del sector.

La CNMC contesta

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha afirmado que el organismo regulador no es partidario de “una desregulación sin justificar” para el sector del taxi, pero a la vez cree que “nunca debe mantenerse un marco normativo obsoleto” que “no aprovecha las posibilidades de incrementar la calidad de vida de los españoles”.

En declaraciones a Europa Press, Marín Quemada ha señalado que “la regulación debe facilitar la entrada y ejercicio de nuevos operadores”, ya que la innovación tecnológica y social de la economía colaborativa es “imparable” y posibilita que los objetivos de la regulación (seguridad, calidad y disponibilidad) “se alcancen más fácilmente”. El presidente de la CNMC responde así a la manifestación llevada a cabo este jueves por los taxistas españoles ante la sede del organismo en protesta por sus prácticas “para desregular y privatizar el servicio público del taxi y entregarlo a lobbies y multinacionales”, tal y como ha denunciado la Federación Española del Taxi (Fedetaxi).

Marín Quemada, que ha salido al paso de estas acusaciones, considera que las administraciones deben incentivar la adaptación del sector del taxi a “una nueva realidad” mediante “normas orientadas a la defensa del interés general y, en especial, de los ciudadanos”.