El bufete de abogados Arriaga Asociados va a ver cómo se tambalea una gran fuente de ingresos. Bankia ha anunciado que va a devolver con intereses toda la inversión que realizaron los pequeños accionistas que acudieron a su salida a bolsa en 2011. La condición que pide la entidad es que los inversores desistan de los procesos judiciales que hayan abierto.

El bufete recibió “muchísimas” llamadas de clientes a lo largo del día de ayer, como reconoció a SABEMOS el director de la firma, Jesús María Ruiz de Arriaga.

Todo por la decisión de Bankia, que va a devolver la inversión a los minoristas que acudieron a su oferta de salida a bolsa. Una medida que llega después de que el Tribunal Supremo desestimara dos recursos de la entidad y ratificara la desconexión del folleto de oferta pública de acciones con la situación real del banco.

Bankia pretende ahorrarse 400 millones de euros en costas judiciales y va a incluir el pago de un 1% de bonificación sobre el importe inicial a cada accionista que interpuso una demanda.

Pese a todo, el director de Arriaga Asociados cree que a los 25.000 clientes que han conseguido representar en casos de la salida a bolsa de Bankia no les va a interesar acogerse a esta medida porque el 1% es inferior a los intereses de demora que se pueden conseguir en los tribunales y porque no se van a abonar los gastos del bufete.

No obstante, a Ruiz de Arriaga tampoco le preocupa que se les corte el grifo de accionistas de Bankia, puesto que cuentan con afectados por otros productos como preferentes y cláusulas suelo. Entre los clientes de otras cajas y los compradores de títulos de Bankia en el mercado secundario tienen trabajo “para un par de años”, indicó, aunque reconoció que la decisión de la entidad “sí que puede restar” a la hora de captar nuevos interesados.

“Ofrecen esto porque saben que los juicios los van a perder”, subrayó Ruiz de Arriaga, al tiempo que destacó que “ahora los juicios de Bankia van que vuelan”.

Una causa mediática

Hasta hace un par de años era excepcional que un bufete de abogados se anunciara en los medios de comunicación. Todo cambió cuando Arriaga Asociados comenzó a aparecer en publicidad de radio y televisión, llamando a los accionistas de Bankia a contratar sus servicios.

La firma llegó a contar a Iker Casillas, perjudicado por la salida a bolsa de Bankia, para que protagonizara sus spots.

El frenesí judicial se dejó notar en la mesa de los ejecutivos de la entidad. El propio consejero delegado del banco, José Sevilla, afirmó que había bufetes que estaban “potenciando incluso con campañas mediáticas” las demandas. No en vano, 9 de cada 10 causas abiertas acababan con sentencia favorable a los accionistas.

Con la decisión de Bankia, la entidad quiere frenar la sangría judicial y acabar con el chollo de Arriaga Asociados, que ganaba prácticamente todos los casos en los que participaba.