Las mejores estimaciones sitúan la llegada del 5G como tecnología estándar para el “lejano” 2020. En realidad faltan menos de cuatro años. Por eso, compañías directamente implicadas como Telefónica o Ericsson cierran acuerdos para tener un lugar de privilegio una vez que empieza la carrera por desarrollar servicios relacionados con esta tecnología.

De esta manera, Telefónica y Ericsson han firmado una colaboración global para el desarrollo de tecnologías, productos y servicios 5G. Las dos compañías apoyarán conjuntamente las actuales y nuevas iniciativas que se están llevando a cabo y que impulsarán el desarrollo de tecnologías 5G y el entorno empresarial en el que puedan evolucionar, con foco especial en los programas 5G PPP y ETP Networld 2020, promovidos por la Comisión Europea en el programa Horizonte 2020.

La colaboración entre ambas empresas ya se ha iniciado. Ejemplo de ello es la reciente creación del primer laboratorio de excelencia 5G por Telefónica (a través de su unidad de innovación: Telefónica I+D) y el Instituto IMDEA Networks en España. El laboratorio, 5TONIC, tiene como objetivo crear un ecosistema abierto para la innovación y la investigación. Ericsson es el primer fabricante en unirse a esta iniciativa como parte de su programa de 5G for Europe.

Ulf Ewaldsson, CTO de Ericsson, afirma que “el 5G está una constante evolución y la transición será gradual, ya que el despliegue de sistemas comerciales y completos de 5G no se espera hasta el año 2020. Para lograr ese objetivo, la inversión en investigación y el desarrollo de ensayos de tecnologías 5G debe continuar. Estamos orgullosos de asociarnos con Telefónica para liderar esta labor”.

Por su parte, Enrique Blanco, director global de Tecnología del Grupo Telefónica asegura que “Telefónica sigue avanzando en su papel como un actor clave en el desarrollo de tecnologías 5G, en el que hemos estado contribuyendo activamente a través de proyectos internacionales, asociaciones industriales y organismos de estandarización. Vemos el lanzamiento de las redes 5G no como un acontecimiento puntual, sino como un proceso que queremos poner en marcha desde ahora”.

Entre las iniciativas conjuntas de las empresas están la investigación, el debate, las pruebas de campo así como las demostraciones de tecnología y equipos para apoyar la futura arquitectura final de red 5G así como las tecnologías de comunicación los servicios y las aplicaciones. A través de este trabajo conjunto, Ericsson y Telefónica desarrollarán un entendimiento mutuo de casos de uso, requisitos y escenarios de implementación tanto para los sistemas inalámbricos 5Gcomo para el el núcleo de red, basándose en una arquitectura de red virtualizada.