Abrir el grifo y ver cómo sale agua. Aparentemente es un acto de lo más normal. Pues bien, dos de cada tres personas en el mundo no pueden hacerlo porque sufren escasez de agua.

La revista Science Advances ha publicado un informe según el cual la escasez de agua dulce es un riesgo sistémico global. Dos tercios de la población mundial, es decir, 4.000 millones de personas viven en condiciones de escasez severa de agua al menos un mes al año. La mitad de todas estas personas viven en la India y en China.

Según el estudio, las anteriores evaluaciones de escasez de agua al año que se han realizado no han tenido en cuenta las fluctuaciones estacionales en el consumo del agua ni la disponibilidad de la misma. Por ello, considera que han subestimado el problema real al que se enfrenta el planeta.

El problema de la escasez mundial de agua se centra en la falta de coincidencia geográfica y temporal entre la demanda de agua dulce y la disponibilidad, explica el informe. Por ello, aunque hay agua suficiente en el mundo para todos sus habitantes, la concentración de reservas se produce de manera desigual en relación con la población y la demanda.

Una amenaza para el desarrollo sostenible

Durante las últimas décadas, el aumento de la demanda de consumo de agua ha puesto en evidencia que la escasez de agua dulce es una amenaza para el desarrollo sostenible de la sociedad humana. Las principales causas de esta carencia son el aumento de la población mundial, la mejora del nivel de vida, los cambios en los patrones de consumo y la expansión de la agricultura de regadío.

Las posibles soluciones aportadas por el estudio se centran en encontrar el equilibrio entre la satisfacción de la demanda de la humanidad y la protección de los ecosistemas, alcanzando un uso sostenible del agua dulce. La correcta medición de la escasez de recursos hidrográficos facilitará a gobiernos y empresas la labor de desarrollar estrategias de respuesta que se adecúen a los problemas reales. El estudio también propone aumentar la productividad de la agricultura de secano, utilizar los avances tecnológicos para ahorrar agua y concienciar a la población en el desarrollo de prácticas de consumo sostenibles.

En lo que respecta a España, el informe señala que en la zona sur de Europa se produce escasez de agua en el periodo de primavera-verano, con una intensidad que va de moderada a grave. El uso responsable y eficiente de los recursos hidrográficos es fundamental en un mundo con una demanda creciente de agua. Abrir el grifo y que salga agua no es normal, es un privilegio.