Una publicidad a medida, que llegue en el momento adecuado y ofreciéndote justamente eso que necesitas. Así será en el futuro, y así comienza a ser ya, gracias a servicios que se encargan de recoger los datos de los usuarios con el objetivo de ofrecer soluciones en tiempo real.

Wunderman es una red de agencias de publicidad, marketing y consultoría que acaba de lanzar en España Wunderbox, un servicio que permite conocer el comportamiento de los clientes actuales y potenciales y establecer una comunicación directa con ellos según sus necesidades.

Entrar en una tienda y automáticamente recibir un correo con la información sobre esa camisa que tantas veces has buscado en Internet o pasar cerca de un restaurante y que te salte un aviso con un descuento para comer. Así es la publicidad sobre la que se está trabajando. Una publicidad que necesita de un amplio conocimiento de los estilos de vida, aficiones y preferencias de los individuos para poder dirigirse a ellos de una manera selectiva por medio de una estrategia de marketing directa, que a su vez debe ser interesante y útil.

Wonderbox es un servicio que ha lanzado recientemente Wunderman y que precisamente lo que permite es detectar en tiempo real la ubicación wifi de los diferentes dispositivos (smartphones, tablets, portátiles, etc.) en un radio de hasta 50 metros sin que éstos estén necesariamente conectados a una red. De esta forma las empresas pueden aprender del comportamiento del consumidor en la tienda tradicional, teniendo la capacidad de valorar desde la presencia en el punto de venta así como la frecuencia de visitas.

Toda esta información es la que facilita el desarrollo de una comunicación entre el punto de venta y los clientes actuales y potenciales, puesto que, por ejemplo, permite el envío de mensajes push personalizados vía móvil.

Andrés Narváez, presidente de Wunderman en el Sur de Europa y España, explica que ya “se está pilotando en España el servicio con un cliente con una distribución bastante amplia”. No ha señalado de que cliente se trata, pero lo que si ha comentado es que utiliza Wonderbox para realizar un seguimiento de la gente que pasa por el negocio, estudiando sus movimientos y consumos.

“Somos una multinacional que está en todos los mercados. Lo que hemos ido viendo es que todo lo que tiene que ver con la combinación de datos de compra, con datos de consumo digital, y con esta tercera pata que es el comportamiento físico de las personas, nos da una información muy rica”, señala Andrés Narváez.

Sin embargo, a pesar de que toda esta recolección de datos sea algo maravilloso para las empresas, hay que pararse a pensar en los usuarios, en aquellos que van a poner su información a disposición de las empresas. ¿Qué pasa con ellos y con su seguridad?

El presidente de Wunderman en España hace hincapié en que “existe una ley de protección de datos que evita cualquier tipo de situación invasiva” y en que “los datos que se recogen son anónimos”. Además, señala que es el usuario quien debe dar su consentimiento para poder recibir las comunicaciones e informaciones de las tiendas a las que entra. Esta es una forma de evitar que la publicidad se vuelva intrusiva y pase de ser algo útil a simple spam.

En relación con las acciones de marketing, desde Wunderman insisten: la recolección de datos está destinada a ofrecer información relevante en el momento justo.