El fiscal José Perals ha pedido hoy que se le retire el pasaporte al expresidente de Abengoa Felipe Benjumea, acusado de un posible delito de administración desleal, así como su comparecencia quincenal en el juzgado .

Benjumea ha declarado hoy ante la jueza de Instrucción Carmen Lamela junto con el exconsejero delegado de la empresa Manuel Sánchez Ortega, acusado también de administración desleal y de uso de información privilegiada tras su fichaje por la empresa de inversión Blackrock, tal y como recoge la Agencia EFE.

Durante su declaración de hoy, Benjumea ha asegurado que Abengoa “no tiene ningún problema salvo el de liquidez”, y ha achacado la situación que actualmente atraviesa la empresa, en preconcurso de acreedores, a la reforma del sector eléctrico y de las renovables puesta en marcha por el Gobierno.

La causa abierta contra Benjumea y Sánchez Ortega investiga el cobro de indemnizaciones millonarias por parte de ambos, de 11,5 millones y 4,5 millones de euros, respectivamente; en este sentido, Benjumea ha alegado que se trata de una práctica normal “para asegurar su permanencia en el cargo”.

Sánchez Ortega, por su parte, ha asegurado que su entrada en Blackrock cuando los títulos de Abengoa comenzaron a desplomarse en bolsa fue “una coincidencia”.