Un total de 174 empresas españolas, 88 de ellas catalanas, participarán en Mobile World Congress (MWC) que comienza el próximo 22 de febrero en Barcelona. Este evento significará además la creación de 13.000 empleos temporales, según ha resaltado el director general de Fira, Constantí Serrallonga.

El año pasado acudieron al Mobile World Congress 167 empresas españolas, de las cuáles, 95 eran catalanas. En esta ocasión también será Cataluña la Comunidad que más firmas aporta a este evento de alcance mundial.

El nuevo consejero de Empresa y Conocimiento de la Generalitat, Jordi Baiget, ha asegurado durante una rueda de prensa que, de las 88 empresas catalanas que estarán en el MWC, 60 (55 empresas y cinco centros tecnológicos) lo harán de la mano de Generalitat (ya sea a través del Estand Catalonia o bien del App Planet), otras 12 acudirán gracias al pabellón de España y 16 más han decidido estar presentes con expositor propio.

El secretario de Estado de Telecomunicaciones, Víctor Calvo-Sotelo, que también ha acudido al acto, ha subrayado que el pabellón de España en el Congreso Mundial de Móviles acogerá a 60 empresas, entre las que destacan Acuntia, Appszoom, Arsys, Captio, ForceManager, Hooptap, Igalia, Internalia, Landatel, Masvoz, Mobbeel, Quobis, Tecnocom y Wattio, entre otras muchas.

Mientras tanto, los espacios de la Generalitat catalana reunirán a compañías como Accent Systems, Bismart, Cl3ver, Epsilon Technologies, Starlab, Wavecontrol, Pasiona o Tiendeo, entre otras.

Para ayudar a todas estas empresas, la Generalitat ha organizado de nuevo el denominado Brokerage Event, un evento que permitirá a las compañías participantes en el MWC reforzar sus contactos internacionales con otras compañías de su sector. El Gobierno central también ha organizado una serie de actividades, como talleres y contactos bilaterales, con el mismo fin.

En nombre del Ayuntamiento de la Ciudad Condal, la alcaldesa, Ada Colau, ha asegurado que la celebración del MWC “confirma el liderazgo de Barcelona en la telefonía móvil”, y ha reiterado su voluntad de que congreso de móviles beneficie a toda la ciudad.

Por otra parte, la Fundación Mobile World Capital Barcelona aprovechará este el Congreso para mostrar el potencial de la digitalización en Barcelona.

En este contexto, esta fundación y la GSMA organizarán el primer Mobile Lunch Barcelona, un encuentro que se celebrará el 21 de febrero y que reunirá a más de 200 profesionales de pymes del sector TIC, el comercio electrónico y los medios de comunicación digital.

Durante la presentación de la presencia catalana en el MWC y de las actividades de la Fundación Mobile World Capital Barcelona, tanto el secretario de Estado como el consejero han evitado polemizar respecto al proceso soberanista que vive Cataluña. Ante la pregunta de si una hipotética independencia interferiría en la celebración del MWC, Baiget ha comentado que el “proceso” catalán no tendrá “ningún efecto” sobre el futuro del MWC, y Calvo-Sotelo ha reiterado el apoyo del Estado a este evento, garantizado en Barcelona hasta el año 2023.

13.000 empleos temporales

El director general de Fira de Barcelona, Constantí Serrallonga, ha resaltado hoy que el MWC generará 13.000 empleos temporales en Barcelona.

Como muestra de la relevancia del congreso para la ciudad, Serrallonga ha asegurado que el evento, organizado por la GSMA y Fira de Barcelona, da trabajo a informáticos, arquitectos, chóferes, azafatas, camareros y cocineros, así como a personal implicado en el montaje y desmontaje de los estands, entre otros perfiles.

Asimismo, unas 200 personas en riesgo de exclusión social también están entre el colectivo que se verá beneficiado laboralmente por el MWC.

“Esperamos estar a la altura y ser excelentes”, ha asegurado Serrallonga en cuanto a la labor organizativa de Fira de Barcelona respecto al Mobile World Congress