A los de la manzana mordida les han parado los pies por exceso de secretismo. Un organismo de planificación irlandés le pide a Apple que proporcione más información antes de construir uno de los centros de datos más grandes del mundo. Las obras podrían retrasarse hasta el mes de mayo.

Según Business Insider, Apple tendrá que proporcionar más detalles sobre la construcción de su centro de datos para poder desarrollar el proyecto. An Bord Pleanála, un organismo de planificación que decide sobre las apelaciones de las autoridades locales en Irlanda, exige información adicional sobre cinco temas: la ubicación del centro, energías renovables a utilizar, impacto ambiental de las obras, especies protegidas y geología de la zona.

El lugar previsto para la construcción del centro de datos es un bosque cerca de la pequeña ciudad de Athenry, en el condado de Galway. An Bord Pleanála quiere saber por qué se ha elegido ese emplazamiento y cuál sería el impacto ambiental de las obras. Además, este organismo quiere que Apple concrete qué energía utilizará su centro, pues los de Silicon Valley han afirmado que solo emplearán recursos energéticos renovables, pero no especifican cuáles.

Arup Consulting Engineers será la empresa que se encargue de levantar las instalaciones que albergarán muchos de los servicios más importantes de Apple en Europa como iTunes, App Store, Siri, iMessage y Mapas. La inversión del gigante del software en este proyecto será de 850 millones de dólares.  

Apple tenía previsto empezar a construir el centro en febrero, pero ahora tendrá que esperar a la decisión de An Bord Pleanála, que no se producirá hasta mayo. Tanto secretismo con el lugar y los detalles del proyecto no han servido para mucho, pues la empresa tendrá que dar ahora muchas más explicaciones de las previstas. Quien algo esconde, algo teme.