Enorme. Este es el adjetivo que describe a la perfección al último buque insignia de Huawei, que con su pantalla de 6 pulgadas, su batería de 4.000 mHa y la calidad de su cámara se hace querer.

El 1 de febrero salió a la venta en España el Huawei Mate 8, un nuevo terminal de la gama Mate que como no podía ser de otra forma sigue la misma línea que sus antecesores: cuerpo de aluminio, diseño elegante, sensor de huella en la parte posterior, cámara con la que sacar imágenes increíbles jugando con la luz, sensor de nudillos y una grandísima pantalla. Aunque esto no es todo, pues si después de un Mate 7, ha habido un Mate S y Huawei ha tenido tiempo de sacar un Mate 8, algo de diferente habrá en cada uno de ellos.

La última apuesta de Huawei es un gama alta en toda regla que mejora la experiencia que ofrecen los modelos anteriores, y puesto que cuando el Huawei Mate 8 se dejó caer por mi mesa ya estaba allí el Mate S preparado para recibirle y ver en que había mejorado su hermano mayor, vamos a empezar comparando estos dos dispositivos, aunque de forma un tanto superficial, porque hoy el protagonista es el Huawei Mate 8, y porque si queréis saber más sobre el Mate S aquí podéis ver el análisis que realizamos hace unos meses.

El Mate 8 es ligeramente un poco más grueso que el Mate S, aunque esto es algo que se  le puede perdonar si tenemos en cuenta que la batería de este terminal también es superior a la de su antecesor. El nuevo buque insignia de la compañía cuenta además con una pantalla de 6 pulgadas, teniendo un tamaño mayor, aunque no excesivo, pues si por algo podemos aplaudir a Huawei, y bien fuerte, es por conseguir que las pantallas de sus dispositivos casi no tengan marco, lo que nos permite disfrutar de pantallas de mayor tamaño sin necesidad de portar teléfonos demasiado grandes.

Con el Mate 8 Huawei deja atrás el sensor de huellas dactilar cuadrado para incorporar un sensor que se sitúa en la parte trasera bajo una forma circular, similar al que podemos encontrar en el Nexus 6P. Este sensor que en el caso del Mate 7 podía darnos algún error, sobre todo si tratábamos de desbloquear el terminal con los dedos húmedos, es verdaderamente preciso en la última apuesta de Huawei, algo que también ocurre con el Mate S.

Antes de pasar a contaros más detalles de cómo funciona el Mate 8 señalar que este dispositivo es el que precede al Mate 7, que salió al mercado hace algo más de un año, mientras que el Mate S a pesar de pertenecer a la misma familia sigue otra línea.

Primeras impresiones

Amantes de los phablets, de las grandes pantallas, tengo una buena noticia para vosotros: el Huawei Mate 8 es enorme. Sí. Lo es. Por muy bien que se adapte a la mano lo cierto es que este teléfono es grande, aunque eso sí, menos de lo que podríamos esperar. Además, su cuerpo de aluminio y los bordes ligeramente redondeados nos permiten un buen agarre.

Esto se traduce en que la pantalla de 6 pulgadas tiene un tamaño ideal para visualizar vídeos, ver fotografías, jugar, utilizar las redes sociales o navegar por internet. Eso sí, este teléfono no es demasiado ligero. Sus 185 gramos se hacen notar.

El altavoz se sitúa en un lugar ideal, en el borde inferior del dispositivo, lo que nos permite escuchar con total claridad lo que se esté reproduciendo. En el lateral derecho nos encontramos con los botones de volumen y bloqueo del smartphones, y justo al otro lado, en el lateral izquierdo es donde tenemos la bandeja que puede albergar dos tarjetas NanoSIM, o si lo preferimos también se puede sustituir una de ellas por una microSD, lo que nos permitiría ampliar el espacio del Mate 8 hasta 128 GB.

El lector de huella funciona a las mil maravillas. Es rápido y su ubicación resulta que sea cómodo desbloquear el teléfono usando este método de seguridad. También es muy útil a la hora de usarlo como disparador de la cámara cuando hacemos un selfie.

Cámara

La cámara principal del Huawei Mate 8 es de 16 Mpx, mientras que la frontal es de 8 Mpx. Ambas nos permiten sacar buenas imágenes y jugar con diferentes modos que nos ayudan a dar un toque distinto a las fotografías.

Como es habitual en los teléfonos de fabricación china, este terminal cuenta con un modo ‘Belleza’ que suaviza la piel y agranda los ojos, pero además también dispone de un modo ‘Profesional’ que nos permite manejar la exposición, el balance de blancos y la luminosidad de la imagen. Por supuesto cuenta con la opción de sacar fotografías panorámicas y con un modo llamado ‘Pintura de luz’ con el que con mucha paciencia y práctica podemos conseguir resultados impresionantes.

En cuanto a la función de grabar, señalar que podemos hacerlo a cámara lenta.

Batería

La batería. Este es el punto fuerte del Huawei Mate 8, que incluso con un uso bastante intenso nos permite olvidarnos del cargador durante todo el día. Por lo que aquellos que no estén a todas horas con el teléfono en las manos podrán disfrutar sin problemas de dos días de autonomía.

Y es que los 4.000 mHa de batería con los que cuenta este phablet dan para mucho.

Además, también hay que señalar que el Huawei Mate 8 tiene función de carga rápida, o lo que es lo mismo, que si cargamos el terminal con su cargador oficial podemos tenerlo al 100% en poco más de una hora.

Nuevas funciones y características especiales

Para empezar, como ya hemos dicho, el sensor de huella dactilar funciona muy bien, permitiéndonos desbloquear el teléfono o realizar fotorgrafías con la cámara delantera de una forma cómoda y rápida.

Pero esto no es todo, pues el Mate 8 cuenta también con un sensor de nudillos con el que podemos hacer cosas bastante curiosas y novedosas, como acceder a una app o herramienta dibujando sobre la pantalla con los nudillos la letra a la que anteriormente hemos vinculado la función, sacar un pantallazo con dar dos golpecitos sobre el cristal o dividir la pantalla para poder usar dos aplicaciones a la vez

Características del Huawei Mate 8

  • A la venta: febrero de 2016
  • Dimensiones: 157,1 x 80,6 x 7,9 mm
  • Peso: 185 gramos
  • Pantalla: 6” con resolución FHD 1920 x 1080
  • Sistema Operativo: Android Marshmallow 6.0 + EMUI 4.0
  • Procesador: Kirin 950 (64-bit,16nm FinFET+), Octa-core (4 x 2.3 GHz A72+ 4 x 1.8 GHz A53) + co-procesador i5
  • RAM: 3 GB
  • Memoria interna: 32 GB (ampliable hasta 128 GB con microSD)
  • Batería: 4.000 mAh
  • SIM: dual SIM
  • Cámara: trasera de 16 MP y delantera de 8 MP
  • Conectividad: wifi, bluetooth versión 4.0 y NFC
  • Sensores: Sensor de huellas dactilares, acelerómetro, sensor giroscópico, brújula, sensor de luz ambiente, sensor de proximidad, sensor efecto Hall y barómetro
  • Colores: plata luz de luna, gris espacial, oro champan y oro mocha
  • Precio: 649 euros