En pleno derrumbe del precio del “oro negro”, se cierra el grifo del petróleo noruego. Repsol ha planteado el cierre de los yacimientos de Varg porque considera que su explotación ya no es rentable.

Según Bloomberg Business, Repsol tiene previsto cerrar su yacimiento de petróleo Varg en el Mar del Norte. La compañía ha comunicado a la Autoridad Noruega de Seguridad del Petróleo su intención de marcharse debido a pérdidas económicas constantes desde agosto de 2015. Sería la primera vez que se cierra una explotación noruega debido al colapso del precio del crudo.

La decisión de Repsol resulta extraña, explica Bloomberg. A pesar de que los precios del petróleo ha bajado un 70% desde mediados de 2014, la producción mundial solo se ha reducido un 0,1%. La mayoría de las petroleras han capeado la crisis reduciendo gastos y retrasando proyectos.

Sin embargo, la compañía española no es la única que cierra yacimientos por falta de rentabilidad. Moller Maersk cerrará también su explotación en el Mar del Norte, y Royal Dutch Shell podría hacer lo mismo.

Repsol adquirió Varg en 2014 por 13.000 millones de euros como parte de su compra de la canadiense Talisman Energy. La empresa española tiene previsto retirar su plataforma de la zona para agosto. El petróleo noruego ya solo es rentable si se deja bajo el suelo.