Las fuerzas de seguridad registran los domicilios del empresario Javier López Madrid, yerno del también empresario Juan Miguel Villar Mir, y el ex gerente regional del PP de Madrid, Beltrán Gutiérrez, en el marco de la ‘operación Púnica’.

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se han personado este jueves en la sede del PP de Madrid para registrar el lugar en el que trabajaba el ex gerente regional de los ‘populares’ en Madrid, Beltrán Gutiérrez, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Los agentes han estado en el que fue su despacho en presencia del propio Beltrán, que fue cesado de su cargo el pasado 7 de octubre. Allí han estado revisando el que fue su ordenador durante su etapa como gerente regional del partido, han precisado las fuentes consultadas.

Estas actuaciones tienen relación con las investigaciones del Instituto Armado en torno a la ‘Operación Púnica’ en la que se desarticuló una supuesta trama corrupta encabezada por el ex secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados.

La sede del PP de Madrid en el mismo edificio en el que ubica la sede del partido a nivel nacional en la calle Génova de la capital. La Guardia Civil han registrado también el domicilio de Beltrán Gutiérrez así como la casa del empresario de OHL, Javier López Madrid, yerno del también empresario Villar Mir.

Las fuentes consultadas añaden que los registros se han extendido también a dependencias de OHL. En estas actuaciones, que han sido declaradas secretas por el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco,  no hay previstas detenciones.

Reacciones de la oposición

El portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López, ha asegurado este viernes que la financiación irregular ha sido un “modus operandi” del PP y que a tenor de los registros que las Fuerzas de Seguridad han llevado a cabo en su sede de la calle Génova, “van a tener que poner una sede permanente” en ella.

López, en declaraciones en “Las mañanas de RNE”, ha opinado que sería “muy positivo” que el PP pasara a la oposición para poder regenerarse, porque “no pueden actuar quienes no son libres para actuar” tras las últimas operaciones judiciales llevadas a cabo en Valencia y Madrid.

“Es un modus operandi del PP que afecta a Valencia, Madrid y a otras comunidades autónomas. También a la sede de Génova, donde la Policía y la Guardia Civil acuden semana sí y semana no. Van a tener que poner una sede permanente allí”, ha asegurado el dirigente socialista.

Según López, “no es una cuestión coyuntural”, sino que constata que en el PP ha habido “un método de financiación irregular” durante 20 años.