La preocupación por el ciberacoso y por la seguridad en Internet son temas que preocupan a la sociedad y a la comunidad virtual. Pues bien, Twitter no ha querido quedarse atrás. Ha creado el Trust & Safety Council, un nuevo organismo dedicado a asegurar la libertad de expresión y a prevenir el acoso en la red social.

El blog de Twitter ha anunciado la creación de un consejo centrado en frenar el acoso, la violencia y las amenazas en 140 caracteres. Con ello, el gigante de las redes sociales pretende asegurar que los usuarios puedan expresarse libremente y de manera segura.

El Consejo pretende dar un enfoque global e integrador. Para ello, incluye expertos en distintas áreas como seguridad en Internet, ciudadanía digital y prevención del acoso. Está formado por más de 40 organizaciones y expertos dedicados a desarrollar políticas y programas que hagan de Twitter una herramienta más segura y libre.

Twitter está renovando su política de seguridad. En diciembre, revisó su postura acerca de las prohibiciones sobre usuarios abusivos poniendo en marcha nuevas directrices. Estas medidas se centran en evitar amenazas o mensajes que promuevan la violencia o el terrorismo. En materia terrorista, hace apenas una semana Twitter anunció el cierre de 125.000 cuentas relacionadas con ISIS.

Muchas de las críticas dirigidas hacia Twitter se han centrado en el contenido violento y abusivo de muchos tweets. Por ello, la red social está aumentando sus esfuerzos por acabar con el ciberacoso, según explican en su blog. El límite entre la libertad de expresión y la vulneración de derechos fundamentales es muy estrecho, y ahí radica la dificultad de controlar el contenido de los mensajes publicados.

Con 288 millones de usuarios activos, filtrar los contenidos violentos resulta complicado. Sin embargo, el año pasado Twitter ya puso en marcha una herramienta encargada de detectar abusos y mensajes que promuevan la violencia. La red social avisa al acosador del contenido de sus mensajes y le bloquea la cuenta en el caso de que no los borre.

Las redes sociales cada vez son más conscientes del reto al que se enfrentan al dar voz a millones de usuarios. Tan conscientes que lo sufren en sus propias carnes. Brandon Carpenter, desarrollador de la aplicación de Twitter para iOS, recibió un aluvión de tweets agresivos cuando defendió la idea de cambiar la timeline. Nadie se salva.