Baleària cerró las cuentas anuales de 2015 con una facturación de 291 millones de euros, un 5% más que durante el ejercicio anterior como consecuencia del incremento de la oferta con nuevos buques y líneas marítimas, informó la naviera.

El resultado bruto de explotación consolidado (Ebitda) fue de 67 millones de euros durante el ejercicio 2015, año contable desde noviembre de 2014 a octubre de 2015.

La naviera transportó un 12% más de carga rodada durante el año 2015, con más de 4,6 millones de metros lineales en todas las rutas que opera en las islas de Baleares, el Estrecho y el Caribe.

Un 10% más de millas

El presidente de Baleària, Adolfo Utor, ha destacado la apuesta iniciada por la naviera para ampliar su oferta de conexiones incorporando nuevos buques desde Barcelona y Valencia con las Baleares, lo que ha supuesto que la flota se haya realizado un 10% más de millas que el año anterior.

Asimismo, ha remarcado que la naviera es una compañía “financieramente saneada y bien posicionada para emprender nuevos proyectos de inversión”.

El objetivo para este año es ganar en competitividad y ofrecer los mejores servicios a los mejores precios. En este sentido, construir un nuevo ferry y la apertura de nuevas internacionales contribuirán a estas metas.