Aena ha cerrado su primer año en Bolsa con una revalorización del 65% desde el inicio de su cotización en el mercado, el 11 de febrero de 2015, con “comportamiento extraordinario” al pasar desde los 58 euros del precio de salida marcado en la oferta pública de venta de acciones (OPV) hasta los 95,6 euros a los que cerró este martes.

La compañía que gestiona la red de aeropuertos españoles, conformada por 46 aeropuertos y dos helipuertos, protagonizó la mayor salida a Bolsa llevada a cabo en Europa desde 2011 y en España desde 2007, colocándose en quinta posición a nivel mundial en 2015.

En la jornada de su debut bursátil los títulos de Aena despegaron un 21%, desde los 58 a los 70 euros en su primera sesión, siendo el mejor estreno bursátil de 2015 y el segundo mejor valor del Ibex 35 por revalorización a lo largo del ejercicio, solo por detrás de Gamesa. El valor máximo por título se alcanzó el 17 de diciembre, por encima de los 110 euros (110,1 euros).

Recorrido alcista

Aena es la octava sociedad del Ibex 35 en capitalización bursátil, índice en el que entró el 22 de junio de 2015, solo cuatro meses después de empezar a cotizar, en la posición número 14. En la actualidad, hay 26 analistas que dan cobertura a su acción.

La compañía, que presentará sus resultados anuales de 2015 el próximo 23 de febrero, cerró 2015 con más de 207 millones de pasajeros, un 5,9% más que el año anterior, en el segundo mejor año de la historia por tráfico de viajeros.

Según Aena, su posición financiera es “excelente” y sus resultados han ido en línea con la evolución del tráfico, destacando sus ratios de eficiencia, estabilidad y solidez, así como su capacidad de generación de caja.

Los expertos difieren de su potencial

En un entorno extremadamente volátil en los mercados, los expertos esperan que los títulos de la compañía mantengan su comportamiento positivo, si bien difieren en su posible potencial.

Mientras que en XTB auguran que las acciones podrían alcanzar los niveles cercanos a los 120 euros si las bolsas se abonan al positivo, en Self Bank subrayan que el consenso de analistas no le otorga más potencial de revalorización y sitúan su precio objetivo medio en 104,5 euros.

“Es una acción que caerá menos que el mercado si sigue la tendencia bajista y que subirá menos si empezamos a ver un rebote generalizado en el Ibex”, vaticina López-Gálvez.

Ajena a la incertidumbre política

Los expertos creen que con estos mimbres Aena no se verá afectada por la incertidumbre política que afecta a España tras las elecciones del 20 de diciembre puesto que, “en el peor de los casos”, el Estado seguirá manteniendo el 51% y el control de la compañía.

“La intención del Estado nunca ha sido perder el control de la compañía, por lo que es improbable que el Gobierno que llegue al poder pretenda nacionalizarla”, indica López-Gálvez.

Sin embargo, el analista advierte de que un factor de riesgo que el mercado parece no estar descontando es el resultado del desafío soberanista en Cataluña, ya que el segundo mayor activo de Aena es la gestión del aeropuerto del Prat.

Además, apunta que sí podría haber problemas en las compañías estatales con empleados públicos, pero recuerda que el proceso de recortes de empleo en la compañía ya se llevó a cabo en su momento, “cuando el anterior Gobierno la hizo más atractiva para potenciales inversores” con una reducción de coste y un modelo de negocio orientado a resultados.

La OPV de Aena, que permitió privatizar el 49% de la compañía y dejar en manos del Estado el 51% restante a través de ENAIRE– puso en el mercado 42 millones de acciones ordinarias con un valor nominal de 10 euros, que representaban el 25% de la compañía.