Si el sector de la tecnología móvil vende menos tiene una explicación: los clientes ahora aguantan más con sus dispositivos. ¿Y si se rompe? Pues se arregla. Esa es la conclusión que ofrece el servicio de reparaciones de Phone House, que estiman en más de 500.000 los terminales que pasaron el año pasado por su taller.

De un tiempo a esta parte la mayoría de fabricantes móviles son pesimistas. Creen que los años de récords han acabado. Ante esta situación, sus departamentos de marketing son hervideros de ideas. Cada uno busca una explicación, aunque todo parece mucho más sencillo: las personas ahora tardan más de dos años en cambiar de dispositivo, y si se rompe, lo arreglan.

Estos datos surgen en las tripas de Phone House, concretamente su taller de reparaciones, donde con cuidado casi clínico tratan a sus enfermos, en este caso móviles. Muestran su trabajo a SABEMOS y confiesan que en 2015 han llegado a reparar más de medio millón de dispositivos móviles. “Creemos que este aumento se debe, entre otras cosas, a la tendencia generalizada de los usuarios a aguantar más tiempo con su smartphone, siendo un 45% el volumen de aquellos que lo mantienen consigo más de dos años”.

Sobre el tipo de terminal que “operan” no hay sorpresas. Samsung es el fabricante que más llega a sus manos. Pura cuota de mercado. Aunque también afirman que hay mucho iPhone y, desde hace unos meses, terminales de Huawei. El fabricante chino está ganando cuota de mercado a marchas forzadas y eso se deriva, también, en más roturas y averías.

La lógica también determina qué tipos de dispositivos son los que pasan por este lugar de reparación de móviles de Phone House. Explican que en su mayoría son smartphones de gama media y alta. Tiene sentido, algo que cuesta menos de 100 euros, y cuya reparación está en ese margen, quizá no interesa el arreglo. Ahora bien, un Galaxy S6 edge que ronda los 1.000 euros… bien merece una pasada de chapa y pintura por el taller.

¿Cuándo y qué?

En el paseo por el sanatorio de Phone House se puede comprobar que todo tiene una explicación muy lógica. También el periodo en el que hay más dispositivos que necesitan cuidados medico-tecnológicos. Esta fecha es el verano. Cuando hay más caídas y libertad en el terminal, así como agua, arena de playa, y tantos elementos que perturban la paz del móvil.

En cuanto al diagnóstico que presenta cada dispositivo es muy diferente. “Si tenemos que decir las más comunes, son en un 80% problemas de software. Le siguen la rotura de pantalla y problemas de batería”, aseguran desde Phone House.

Por lo que respecta a la tipología, las tablets también tienen su hueco. Es más, aseguran desde Phone House que su paso por el taller de reparación no para de crecer. Según sus datos, en 2013 un 23% de españoles tenía tablet, mientras que en 2015 aumentó hasta el 66%, lo que explica la fuerte penetración de este dispositivo y cuya reparación aumenta cada vez más.

Explicación a todo lo anterior

Sota, caballo y rey. Como el zapato de Cenicienta, todo encaja. Así, según los últimos datos sobre compra de terminales, el 38% de los españoles afirma haber renovado su smartphone en el último año, porcentaje que se eleva hasta el 77% si se tiene en cuenta el número de usuarios que lo han cambiado en los últimos dos años, según un estudio sobre el uso de smartphones en España realizado por el comparador de seguros acierto.com.

Según el estudio y teniendo en cuenta que unos 35 millones de españoles ya cuentan con un teléfono móvil y que el índice de penetración de los smartphones es superior al 80% sobre el total de España, casi unos 11 millones de dispositivos de uso particular se han renovado en los últimos doce meses.

Los usuarios de smartphones españoles, según el estudio, tampoco escatiman dinero a la hora de adquirir sus terminales. Concretamente, un 21% afirma haber pagado al menos 250 euros por su dispositivo actual.

En lo que respecta al uso de los mismos, el estudio revela que solo un 39% afirma saber utilizar todas las funciones de sus teléfonos, mientras que un 15% solo utiliza su terminal para llamar y enviar mensajes y un 7% le da un uso similar al de un teléfono fijo.