• Los programas propuestos por ambos partidos contienen soluciones similares en materia económica, educativa o de regeneración democrática.
• Sánchez deja el sello izquierdista en su bloque de medidas sociales, que prioriza la denuncia del Concordato, recuperar la ley del aborto de Zapatero e impulsar la aplicación de la de Memoria Histórica.
• “Ningún obstáculo es insalvable”, admite la formación naranja.
• “Esto va bien”, confirma Antonio Hernando, optimista tras reunirse con C’s, IU y Compromís.

El pacto de gobierno va tomando forma. PSOE y Ciudadanos están cada día más cerca de acordar la agenda que guiaría a un hipotético Ejecutivo de Pedro Sánchez. Aunque ese entendimiento podría ser meramente simbólico -no servirá de nada si Podemos y PP mantienen sus vetos-, ambas formaciones no cejan en el empeño de fraguarlo, habiendo alcanzado ya un alto nivel de coincidencia. El PSOE difundió ayer las 43 medidas del “programa para el Gobierno progresista y reformista” que pretenden presidir, la gran mayoría de las cuales encaja con el ideario de Ciudadanos.

“Ningún obstáculo es insalvable”, admitió José Manuel Villegas, número dos de la formación naranja, después de la segunda reunión de los equipos negociadores. En quince días, añadió, podría ya haber fumata blanca. “Esto va bien, hablando se entiende la gente”, corroboró el socialista Antonio Hernando, optimista también sobre los avances con IU y Compromís, que mantienen posturas muy posibilistas en torno al acuerdo.

Ciudadanos aprecia “diferencias” con algunas propuestas socialistas, pero al menos 30 de ellas son o han sido defendidas en algún momento por los de Rivera. De hecho, varias aparecen en el documento de mínimos difundido el viernes por C’s o en su programa electoral. Las coincidencias se dan en todos los bloques, si bien el PSOE ha impregnado de un claro sello izquierdista el capítulo denominado “nuevos derechos y libertades” para evidenciar la distancia ideológica de los proyectos. Villegas subrayó la sintonía que hay en materia económica, en regeneración democrática y en política europea. “Vamos a poder llegar fácilmente a acuerdos”, concluyó.

ECONOMÍA Y EMPLEO

Ninguna de las diez prioridades planteadas por el PSOE en este aspecto es inasumible para Ciudadanos. Es cierto que alguna está pendiente de concreción, como la apuesta por cambiar el régimen de relaciones laborales, pero la sintonía de partida es total. C’s ha advertido que no le vale con derogar la reforma laboral del PP y volver a la legislación de Zapatero, pero no se enrocará en torno al contrato único y se conformaría con una simplificación de las modalidades contractuales.

Sánchez y Rivera exigen que Bruselas relaje el objetivo de déficit y lo fije en el 3% para 2017, el doble del actual

Ambos coinciden en priorizar el problema del desempleo de larga duración, la lucha contra el fraude fiscal y el diseño de una nueva Ley de Segunda Oportunidad que ampare a emprendedores y familias en riesgo de desahucio. La concordancia se da ya hasta en la reivindicación de que Bruselas relaje la senda de reducción del déficit. La Ejecutiva de Ciudadanos aprobó ayer incluir dicha exigencia en cualquier negociación, en términos idénticos a los que aparecieron en el documento socialista: pedir a Europa que el objetivo de déficit se sitúe en el 3% en 2017 (ahora es del 1,4% para ese año y del 2,8% para 2016).

También hay coincidencia en prohibir el fracking y en establecer mecanismos para acabar con el despilfarro en la Administración. En política fiscal, los dos partidos creen que hay que aliviar la carga de los autónomos y mantienen posturas similares sobre el Impuesto de Sociedades y la “tributación de la riqueza”. Ese asunto “no será donde más diferencias pueda haber”, dijo Villegas.

EDUCACIÓN, CIENCIA Y CULTURA

PSOE y Ciudadanos quieren un nuevo pacto educativo que universalice la educación de 0 a 3 años -los socialistas hablan de extenderla “progresivamente”-, impulse un MIR de profesores para mejorar la selección y formación de los profesionales de la enseñanza y mejore la Formación Profesional. Como explicó Hernando, es un ámbito donde están “muy de acuerdo”.

El portavoz del PSOE en el Congreso citó la Educación como el espacio más propicio para el entendimiento con C’s, seguido de economía, cambio de modelo productivo, ayuda a pymes, aumento de la inversión en I+D o regeneración democrática. Asimismo, las dos formaciones consideran que hay que aumentar la protección de la propiedad intelectual y aprobar una Ley de Mecenazgo.

LUCHA CONTRA LA DESIGUALDAD

Para Sánchez y Rivera es prioritaria la universalidad del sistema sanitario y garantizar la financiación de las pensiones con una revisión del Pacto de Toledo. Además, impulsarían un acuerdo contra la violencia de género y medidas para favorecer la conciliación de la vida laboral y personal.

MIR educativo, apuesta por la I+D, Ley de Mecenazgo o plan de emergencia social son otros espacios de encuentro

En este paquete las divergencias se hallarían en torno al complemento salarial que propone C’s y el PSOE rechaza. Los socialistas prefieren subir el salario mínimo, aprobar un ingreso mínimo vital y lanzar una ley de igualdad salarial. Además, priorizan un plan de emergencia social y revitalizar la Ley de Dependencia, medidas que no encontrarían obstáculos en el partido naranja. Sobre el plan de emergencia social que pretende Sánchez, Villegas dijo que es “necesario” pero pidió una cuantificación económica. Los socialistas atenderán la demanda.

REGENERACIÓN DEMOCRÁTICA Y “NUEVOS DERECHOS”

Sánchez propone 18 medidas en este bloque, unas claramente ideológicas y otras que alcanzarían un importante consenso rápidamente. Las primeras corresponden al capítulo que denominan “reconocimiento de nuevos derechos y libertades” e incluyen iniciativas para aplicar la Ley de Memoria Histórica, una ley de libertad religiosa que implicaría la denuncia del Concordato con la Santa Sede y recuperar la ley del aborto de Zapatero.

El PSOE rebaja sus veleidades federalistas y garantiza que no abrirá el melón constitucional al margen del PP

También se marca la elaboración de una ley de muerte digna y otra de igualdad de trato que a priori no desentonaría con el ideario de Ciudadanos. Plena es la coincidencia en regeneración y lucha contra la corrupción, pues ambos quieren imponer más democracia interna en los partidos, hacer más independientes los organismos reguladores y supervisores y reformar el sistema electoral para desbloquear las listas, limitar mandatos y hacerlo más proporcional.

Igualmente, plantean el endurecimiento de las incompatibilidades para evitar las puertas giratorias y una reforma constitucional. En este punto, los socialistas han rebajado considerablemente su apuesta por el federalismo y se hallan ahora más cerca de Rivera. 

No obstante, Ciudadanos criticó que se quiera “abrir ese melón” sin haber concretado antes los detalles y los apoyos que se buscarían. Hernando matizó al término de la jornada que la revisión de la Carta Magna es “el cierre del proceso” y habría de hacerse en un amplio marco de diálogo que incluiría al PP. “Eso nos va a llevar más tiempo y esfuerzo”, indicó para alejar el foco del punto donde más divergencias podría haber con el partido naranja. ¿Vislumbra un acuerdo firmado en breve? “Si es dentro de tres semanas, mejor que dentro de cuatro”.

nuevas reuniones

El PSOE seguirá reuniéndose con C’s, Compromís e IU la semana que viene, a la espera de que Podemos rectifique su veto a Rivera y acepte dialogar con Sánchez. Los equipos negociadores de todos los partidos irán conversando “sectorialmente” a lo largo de los próximos días para acercar posturas, entrevistándose en persona a partir del lunes con el objetivo de plasmar esos avances. Además, los socialistas se verán mañana con el PNV y Sánchez y Rajoy mantendrán un encuentro protocolario. El presidente en funciones también se verá con Rivera el jueves para cotejar programas y buscar espacios comunes. Pendientes de fecha pero previstas para esta misma semana están las citas de Sánchez con los independentistas catalanes. El horizonte que maneja el candidato es presentarse a la investidura la primera semana de marzo.