La constructora española Duro Felguera ha perdido el juicio contra la irlandesa John Sisk & Son y deberá pagar un total de 12,9 millones de euros. Así lo ha decidido el Tribunal Superior del Reino Unido después de que Duro recurriera una resolución judicial en el mes de octubre.

Según la información de The Irish Times, la disputa entre Duro y Sisk ha acabado con victoria de los irlandeses y con una indemnización que roza los 13 millones de euros. Duro Felguera es un grupo empresarial español con sede en Gijón, especializado en adjudicar proyectos “llave en mano” para los sectores industrial, energético y de fabricación de bienes de equipo.

Duro tenía un contrato con Sisk & Son, con sede en Dublín, para llevar a cabo obras de ingeniería en una planta de ciclo combinado no identificada en el Reino Unido. El conflicto surgió a la hora de determinar qué empresa realizaría los pagos. Además, Sisk reclamó su derecho a cobrar el hormigón armado que se suministraba a la planta de energía.

Este conflicto fue remitido a un juez mercantil el año pasado. El juez determinó que según el contrato, la cantidad a pagar a Sisk alcanzaba los 10 millones de libras. Duro Felguera no estuvo de acuerdo con esta resolución. Por ello, Sisk acudió al Tribunal Superior para reclamar su indemnización.

En el Tribunal Superior, Duro lamentó la falta de flexibilidad del juez y denunció irregularidades en el proceso. Sin embargo, el juez acabó por darle la razón a Sisk de manera que Duro tendrá que pagar los 10 millones de libras más intereses. Lo curioso es que la planta de energía de la disputa no se identifica en la sentencia judicial.

Duro y Sisk ya se han adjudicado contratos para la nueva planta de energía de la irlandesa ESB en Carrington, a las afueras de Manchester.