Son tres smartphones los que actualmente funcionan con Windows 10: Lumia 550, Lumia 950 y Lumia 950 XL, un sistema que permite trasladar la experiencia del PC al móvil, haciendo que su uso sea más que familiar. Pero, ¿es eso lo que queremos?

Crear una versión casi única de Windows en PCs, móviles y tabletas, esa era la apuesta que Microsoft ponía sobre la mesa en la presentación de la última versión de su sistema operativo, y podríamos decir que lo ha conseguido.

Windows 10. El Lumia 950 XL funciona con Windows 10. Solo necesitas encender el teléfono para darte cuenta de que esto es así. Nada de Android ni iOS ni nada que se le parezca. Windows 10 es el que manda en este dispositivo y esto puede ser algo muy bueno, o algo muy malo, dependiendo de quién seas y de lo que quieras hacer con tu smartphone.

Y es que más allá de por su sistema operativo, a simple vista, el Lumia 950 XL también destaca por su cámara, su pantalla de gran calidad y por contar con un cuerpo fabricado en plástico y policarbonato siendo un smartphone de gama alta.

Primeras impresiones

Para empezar, hay que decir que el Lumia 950 XL es un smartphone que no pesa demasiado: 165 gramos para un dispositivo cuyas medidas son 151,9 x 78.4 x 8.1mm. Su diseño es bastante sencillo y escapa del estilo al que otros teléfonos de gama alta nos tienen acostumbrados puesto que aquí nos olvidamos del acero y el aluminio para hablar de un cuerpo de plástico y una carcasa que se puede retirar dejándonos acceder a la batería extraible. Todas las miradas van dirigidas inevitablemente a la cámara principal, que ocupa la parte superior de la superficie trasera y sobresale de forma notable.

En el lateral derecho nos encontramos con hasta cuatro botones: dos de ellos para subir y bajar el volúmen, entre ambos se sitúa el de bloqueo del dispositivo, y más hacia la parte inferior está el botón de cámara, que permite realizar fotografías de una forma más cómoda. Nos olvidamos de las bandejas para la SIM y la tarjeta SD, que se introducen retirando la tapa trasera del dispositivo. 

Atendiendo a la ranura de carga, que se encuentra en la parte inferior del Lumia 950 XL, vemos como el cargador utiliza un adaptador USB-C.

Una vez hemos puesto en marcha el dispositivo, además de observar que funciona con Windows 10, vamos como la pantalla de 5,7 pulgadas nos permite visualizar imágenes con gran calidad. Punto positivo también para el sensor de reconocimiento ocular, que permite desbloquear el terminar de una manera personal y rápida.

Windows 10

Apartado especial merece el sistema operativo que funciona en el Lumia 950 XL. Windows 10 se presenta de una forma similar a Windows 8, pues en la pantalla de inicio vemos como quedan colocadas las aplicaciones y herramientas que podemos mover y cambiar de tamaño según nuestra preferencia. Además, si deslizamos la pantalla de derecha a izquierda accedemos a toda la lista de apps que se encuentran ordenadas por orden alfabético.

Windows 10 cuenta con su propia tienda de aplicaciones, en la que resulta sencillo encontrar las apps más populares, como pueden ser Facebook y Twitter, pero de la que quedan excluidas muchas otras aplicaciones que no podremos descargar en el Lumia 950 XL. 

Al principio, si no estás acostumbrado a este sistema, puede resultar algo lioso, pero lo cierto es que es bastante sencillo adaptarse a él y manejarlo con soltura no te lleva demasiado tiempo. 

Cámara

Un punto fuerte del Lumia 950 XL lo encontramos en su cámara principal, que con 20 MP, triple flash natural LED, sensor de imagen con retroiluminación, enfoque rápido y zoom de alta resolución permite sacar fotografías de gran calidad, donde la falta de iluminación no supone ningún problema. 

La cámara cuenta además con un modo manual con el que podemos manejar la ISO, velocidad y hasta punto de enfoque, lo que se traduce en imágenes mucho más trabajadas. Estas mismas opciones las tenemos también disponibles en la cámara delantera. 

No podemos olvidarnos de señalar que el Lumia 950 XL graba en 4K.  

Batería

Bien de pantalla, bien de cámara, y por supuesto bien de batería. Antes de nada recordar que la batería del Lumia 950 XL se puede extraer, algo realmente útil en caso de que ésta se deteriore y necesitemos remplazarla Sus 3340 mAh son más que suficientes para permitir al teléfono todo un día de autonomía, e incluso algo más si no hacemos un uso demasiado intenso del dispositivo. 

Continuum: cómo convertir tu smartphone en un PC

Y antes de acabar toca hablar de la aplicación Continuum, que junto a un dispositivo llamado Microsoft Display Dock convierte nuestro Lumia 950 XL en todo un ordenador. Solo necesitamos conectar el teléfono, por medio de este instrumento a una pantalla y añadir ratón y teclado para pasar de tener un Lumia 950 XL a tener un PC al completo. 

Esta funcion es realmente práctica puesto que con llevar el móvil encima, cosa que suele ocurrir las 24 horas del día, también estaremos llevando nuestro portátil. Además, haciendo uso de este dispositivo no debemos preocuparnos por la batería, puesto que al mismo tiempo que se produce la sincronización con la pantalla y se habilita el servicio, el Lumia 950 XL comienza a cargarse. 

Eso sí, este Micrososft Display Dock deberemos adquirirlo por nuestra cuenta puesto que no es un accesorio que venga incluido con el smartphone. Su precio es de 99 euros. 

Características del Lumia 950 XL

  • A la venta: noviembre de 2015
  • Dimensiones: 151,9 x 78.4 x 8.1mm
  • Peso: 165 g
  • Pantalla: Quad HD de 5,7 pulgadas
  • Sistema Operativo: Windows 10
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 810 de ocho núcleos a 2 GHz
  • RAM: 3 GB
  • Memoria interna: 32 GB (ampliable hasta 200 GB a través de una tarjeta microSD)
  • Batería 3340 mAh
  • SIM: Nano SIM
  • Cámara: trasera de 20 MP y delantera de 5 MP
  • Conectividad: wifi, bluetooth versión 4.1, USB-C y NFC
  • Colores: Blanco y negro
  • Precio: 699 euros