El evento deportivo más escandaloso y esperado del año se disputa este domingo 7 de febrero en el Levi’s Stadium de Santa Clara, California. La gran final de la NFL de Estados Unidos enfrentará a los Denver Broncos con los Carolina Panthers en el 50 aniversario del mayor espectáculo deportivo del fútbol americano.

La Super Bowl bate récords de audiencia todos los años, y este lo volverá hacer. Es el segundo evento deportivo más visto del mundo, solo por detrás de la Copa Mundial de Fútbol. Esto supone que más de 100 millones de personas en todo el mundo siguen la retransmisión de este evento en directo. Es más, este año se espera que con el 50 aniversario las cifras de audiencia lleguen a máximos históricos, superando los 113 millones de telespectadores de la edición anterior.

En esta gran final de la NFL, la National Football League, se enfrentan los Denver Broncos y los Carolina Panthers. Los Broncos son los ganadores de la AFC o Conferencia Americana, y los Panthers vencieron en la NFC o Conferencia Nacional. Los Broncos contarán con la esperada presencia del marical Peyton Manning, de 39 años, que disputará su cuarta Super Bowl.

El fútbol americano, un deporte que en España solo cuenta con 39 equipos federados, en Estados Unidos levanta pasiones. El Levi’s Stadium cuenta con una capacidad para 71 mil espectadores y las entradas ya solo se pueden conseguir en la reventa. Y por supuesto nada de precios baratos. Ver el partido desde arriba puede costar tres mil dólares, pero para quien quiera vivir la emoción en primera fila el precio pasa de los 350 mil dólares.

Los anuncios y el intermedio, los momentos más esperados

La publicidad es uno de los grandes atractivos de una Super Bowl. Las grandes empresas invierten una media de cuatro millones y medio de dólares por medio minuto de anuncio, y no es para menos si tenemos en cuenta las enormes audiencias del acontecimiento. Por ello, la publicidad forma parte del espectáculo y las marcas se esfuerzan por destacar en lo que parece una competición por ver quién tiene el spot más llamativo. Este año, destaca el anuncio que protagoniza William Dafoe para la marca Snickers.

Además de los anuncios, la esperadísima actuación del intermedio levanta pasiones. En esta edición participará la banda británica Coldplay y las cantantes Beyoncé y Rihanna, artistas internacionales muy aclamados por el público americano. Tanta expectación se ve reflejada en las redes sociales. Su actividad se dispara durante la retransmisión de la Super Bowl. Solo en Twitter, la cifra de tweets publicados en la edición del 2015 a lo largo del partido estuvo cerca de los 30 millones.

Negocios de comida y apuestas: otros grandes beneficiados

Los negocios de comida y de apuestas hacen su agosto con este evento deportivo. Un dato curioso es el que aporta el Consejo Nacional del Pollo de Estados Unidos, que calculó que en esta edición se consumirá un 3% más de carne de pollo durante el evento. Esto supone que se consumirán cerca de 1.300 millones de alitas de pollo. Los negocios de apuestas también esperan con ansia el evento. La American Gaming Association, la cual reúne al mercado de casinos estadounidense, prevé que se moverá una cifra de 100 millones de dólares en apuestas legales en torno a la Super Bowl. Claro, nada comparado con los casi 4 mil millones de dólares que circularán en apuestas ilegales.

¿Y dónde podrá seguirse la Super Bowl 2016 en España? Movistar+ emitirá el 50 aniversario de esta gran final a través de #0 y Canal+ Deportes.