En formato San Pedro, La Nevera Roja negó todo lo que pudo su compra por parte de Just-Eat. Pero finalmente la operación se ha llevado a cabo y Just-Eat se convierte en un gigante del reparto de comida a domicilio en España.

Desde que hace unas semanas saliera el rumor de que Just-Eat andaba detrás de La Nevera Roja, muchos pulsaban F5 para ver cuándo se confirmaba la operación. Ha sido este viernes cuando Just-Eat ha emitido un comunicado en el que confirma un acuerdo para la compra de cuatro empresas de Rocket Internet (entre ellas La Nevera) por un valor de 125 millones de euros.

Concretamente, los negocios adquiridos son: en España (La Nevera Roja), en Italia (PizzaBo / Hellofood Italia), Brasil (Hellofood Brasil) y México (Hellofood México).

Desde la compañía expresan que estas compras van en línea con su estrategia de mercado con la que pretenden demostrar su ambición y camino para ser líderes en su segmento. Afirman, en dicho comunicado, que para obtener mejores beneficios era importante generar una mayor escala en su negocio pudiendo ampliar su cartera de restaurantes.

La compra, por el momento, primero tendrá que pasar por las manos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que deberá dictaminar que todo está en orden. Aunque lo cierto es que el resultado final de la operación dejará a Just-Eat en una clara posición de dominio sin apenas ningún otro player de peso en el mercado.

Sobre ese mercado, el country manager de Jus-Eat en España, Jesús Rebollo, contaba a SABEMOS que “es un sector que está empezando ahora mismo”. Esto quiere decir que los analistas todavía lo sitúan con “perspectiva de crecimiento” dentro del mercado. Asimismo, confirmaba que todavía no habían llegado al “máximo grado de madurez”. Se supone que con esta compra sí.