• El líder de Podemos pone al PSOE ante la tesitura de elegir: o intenta un pacto con Rivera o apuesta por conformar un Ejecutivo de izquierdas.
• Pide que la decisión se tome “pronto” y se muestra convencido de que el candidato a la investidura optará por hablar con el partido morado.
• Mantiene la exigencia de que se conforme un Gabinete de coalición y no uno monocolor con apoyos externos.
• Sánchez rechaza el planteamiento y garantiza que seguirá tendiendo puentes hacia Ciudadanos, PNV, IU y Compromís.
• “A veces da la sensación de que Podemos no quiere” llegar a un acuerdo, lamenta el secretario general socialista.

“Las posiciones están muy claras: o un gobierno con las derechas o un gobierno de cambio y de progreso”. Pablo Iglesias no negociará con Pedro Sánchez hasta que este abandone las conversaciones con Ciudadanos y apueste decididamente por conformar un Ejecutivo de izquierdas que aparte a la formación de Albert Rivera, además de al PP. Así se lo ha transmitido el propio Iglesias al candidato a la investidura, con quien se ha reunido este viernes por espacio de hora y cuarto.

El líder de Podemos no acepta la propuesta del PSOE, que quiere abrir mesas de diálogo paralelas -una con ellos, otra con Rivera- para aunar a lo que Sánchez denomina “las fuerzas del cambio”. Iglesias considera que entenderse con C’s es pactar “en diferido” con el PP

Iglesias ni siquiera designará un equipo negociador mientras sigan los contactos PSOE-Ciudadanos

“Los equipos negociadores negocian gobiernos y políticas de Estado”, ha dicho Iglesias, que ha quedado con Sánchez en hablar “con frecuencia” pero ni siquiera designará un equipo de interlocutores -cosa que sí han hecho los socialistas y C’s- hasta que el PSOE haya tomado una decisión. El secretario general de Podemos espera que eso se produzca “pronto” y considera que su homólogo socialista es también partidario de articular la mayoría “de progreso” para cuya negociación apremia. “No tiene mucho sentido” seguir dilatando los tiempos, ha rematado, y mantener a Rajoy como “presidente interino”.

Iglesias ha puesto encima de la mesa también la exigencia de conformar un Gabinete de coalición. No se conformaría en ningún caso con pactar un programa de gobierno, sino que es primordial que en el Ejecutivo haya ministros de su partido y de Izquierda Unida. Estaría avalado “por más de 11 millones” de españoles y sería en su opinión el más legitimado de la democracia.

“Tengo esperanzas en que recapacite”, ha dicho sobre la negociación que Sánchez tiene abierta con Ciudadanos, cuyos equipos se verán esta misma tarde desde las 17h para avanzar en un pacto.

Sánchez lamenta su actitud

Sánchez ha rechazado de plano esa actitud. El líder socialista critica que Iglesias plantee una negociación “en exclusiva y excluyente” y garantiza que seguirá dialogando “con todas las fuerzas” que quieran implementar un cambio de políticas. “Vamos a dialogar en plural”, ha asegurado minutos después de escuchar las exigencias de su interlocutor. Además, mantendrá “la mano tendida” al partido morado y pide a su líder que “reconsidere” su enrocamiento.

“Millones de votantes de Podemos hoy han visto una ocasión perdida”, afirma Sánchez

“Podemos tiene la puerta abierta a entrar a negociar con nosotros”, ha abundado. Mientras tanto, el PSOE conversará con Ciudadanos pero también con IU, Compromís o el PNV. El plan de Sánchez es “mirar a izquierda y a derecha y ser generosos” para conseguir ese pacto de gobierno lo más transversal posible.

En su opinión, “los españoles no quieren vetos”, “ni ideológicos ni partidistas” y el que más contento queda con la posición de Iglesias es el actual presidente en funciones, Mariano Rajoy. Asimismo, ha anunciado que se presentará a la investidura en cualquier caso porque su “responsabilidad” es tratar de “desbloquear” la situación. “Millones de votantes de Podemos hoy han visto una ocasión perdida”, ha conluido.

El lunes enviará la “propuesta de Gobierno reformista” a todas esas formaciones con las que cree que puede entenderse y confía en que más pronto que tarde el partido morado cambi de posición.