Los consejos de administración de las 35 principales empresas españolas tienen un serio problema de diversidad y de paridad. Tan sólo un 18,84% de los 467 consejeros de las compañías del Ibex son mujeres, mientras que los extranjeros suman un 19,06% del total.

Las cúpulas de las principales empresas españolas están dominadas desde tiempos inmemoriales por el machote ibérico entrado en años. Aunque este espécimen ha visto cómo la mujer se ha abierto camino -mucho más tarde que en el resto de ámbitos laborales, por supuesto-, todavía sigue disfrutando de una posición de dominio.

Entre 2014 y 2015 el número de consejeras del Ibex creció un 11,39%, un incremento notable pero que todavía se queda corto, en 88 miembras, el 18,84% del total de consejeros, según el XI Informe del Foro de Buen Gobierno sobre Juntas del Ibex 35.

En los consejos de administración hay 88 mujeres, un 18,84% de los 467 consejeros

Pese a todo, la situación es mucho mejor que en 2008, cuando sólo había 26 mujeres en los grandes consejos de España.

El peor de todos los casos es el de Técnicas Reunidas, que todavía no cuenta con ninguna presencia femenina en su consejo. Mientras, Sacyr y Gas Natural introdujeron el año pasado a mujeres en el máximo órgano de representación de los intereses de los accionistas.

En el lado contrario, de acuerdo con los datos recopilados por el informe, destaca Red Eléctrica, con 5 mujeres y 6 hombres.

Eso sí, otro de los datos relevantes es que el 94% de las empresas del Ibex 35 no ha incluido en sus estatutos ningún apartado específico sobre la paridad entre integrantes masculinos y femeninos de la cúpula, como sí recomendó la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el código de buen gobierno que presentó el año pasado a las cotizadas.

Un español mayor

No es el único consejo que desoyen las 35 grandes del mundo corporativo. Tampoco llevan demasiado bien la limitación de mandatos -12 años de máximo para los independientes- establecida en el código de la CNMV, ya que 14 de ellas todavía no se han puesto manos a la obra. Así que en cuanto a consejeros, España sí es país para viejos.

Sobre la senectud de los ejecutivos, el economista y profesor del IESE José Ramón Pin ha recordado que la edad a la que un presidente ha de ser relevado depende de los estatutos de cada empresa.

En cualquier caso, ha alertado de los riesgos de que el propio presidente bajo cuyo mandato se apruebe una ampliación del límite se beneficie de la medida “para su propio interés”.

El triunfo del varón español entrado en años también se constata cuando se echa un vistazo a los números de extranjeros en los consejos de administración del Ibex. De los 467 consejeros, tan solo un 19,06% son de otros países.

Arcelor Mittal, Mediaset y Amadeus tienen 12, 9 y 7 consejeros extranjeros

Las empresas más internacionales son Arcelor Mittal, Mediaset y Amadeus, con 12, 9 y 7 extranjeros, respectivamente.

Como empresas cañís, sin ningún extranjero en el consejo, destacan ACS, Bankia, BBVA, Gamesa, Indra, OHL, Red Eléctrica y Sacyr, muchas de ellas con importantes intereses fuera del mercado español e incluso con una fuerte expansión internacional.

En cuanto a su procedencia, los extranjeros provienen en su mayoría de Estados Unidos y Europa, cuando algunas de las principales compañías españolas obtienen más beneficios en Latinoamérica que en el viejo continente, tal y como ha precisado la presidenta de Atrevia, Núria Vilanova. En este sentido se llevan la palma los países anglosajones, con 26 consejeros entre Estados Unidos y Reino Unido, mientras que el primer país de habla hispana es México, con 9 integrantes en todo el Ibex.

Objetivos logrados

Entre las metas alcanzadas por las empresas del Ibex 35 está la implantación de la figura de los consejeros coordinadores, que armoniza las relaciones de los consejeros independientes de cada compañía, ya que 3 de cada 4 grandes corporaciones cuenta con este tipo de actores.

También han hecho caso en la reducción del tamaño de sus consejos de administración, con un 77,14% de empresas que han reducido su consejo de administración a 15 integrantes o menos. El más grande es el de Caixabank, con 19 personas, mientras que el más pequeño -una vez que Jazztel ha salido de la bolsa- es el de Inditex, con 9 representantes.

Además, 20 de las cotizadas en el selectivo español tiene, al menos, un 50% de consejeros independientes, como pedía la CNMV.

Esto apunta en la dirección de una adaptación de las empresas a las nuevas exigencias de transparencia y buen gobierno. Pero las compañías han de prestarle más atención a su reputación y a las exigencias éticas de la sociedad, con medidas como por ejemplo publicar el abanico salarial, la diferencia que hay entre el que más cobra y el menos remunerado, ha defendido del presidente de Emisores Españoles, Javier Zapata.

“Si no lo hacen las empresas, tarde o temprano la opinión pública obligará a los legisladores a entrar en ese tema”, ha afirmado. Como en muchos otros temas que socavan la diversidad de las empresas. Los machos cañís tienen los días contados.

Foto: K2 Space