La cadena, exclusivamente con hoteles urbanos desde su nacimiento desde hace casi dos décadas, negocia varios proyectos para estrenarse en el segmento vacacional “a corto plazo”. Canarias, Costa del Sol y Caribe, sus primeros objetivos.

Antonio Catalán es uno de los reyes de los hoteles urbanos. Y lo es desde hace décadas. Lo es desde que creó a finales de los setenta lo que fue el germen de NH Hoteles. Se confirmó cuando, tras su salida de NH, fundó en 2000 AC Hoteles. Y ahora, tras sellar hace un lustro una alianza con el gigante Marriott, lo sigue siendo con casi noventa hoteles de ciudad operativos en medio mundo y más de un centenar en cartera esperando su apertura.

Pero a Catalán, presidente de AC Hotels by Marriott, le queda una cuenta pendiente con el negocio hotelero y prepara ya el desembarco también en el negocio de ‘sol y playa’. “AC by Marriott tiene que entrar en el negocio vacacional, y con toda seguridad lo va a hacer. Y lo va a hacer a corto plazo. Me divierte mucho lo de entrar en ese negocio”, explica el presidente de la cadena en declaraciones a SABEMOS.

El proyecto, según parece, viene de lejos. Pero la compra de Starwood por parte de Marriott habría frenado temporalmente la entrada en el vacacional de AC. “Hay conversaciones para planificar la entrada en serio de AC en el segmento turístico”, apunta Catalán. “El grupo Marriott ahora ha estado centrado en la compra de Starwood y así estará hasta que se cierre la operación, pero antes de verano retomaremos las conversaciones dentro de la compañía para ver cómo enfocamos ese proyecto”.

Y los planes pasan por que la cadena desembarque en el nuevo segmento haciéndolo en dos de los grandes polos del ‘sol y playa’ mundial: España y Caribe. “Para AC la única asignatura pendiente que le queda en España es entrar en el segmento turístico”, sostiene. ¿Y por dónde empezar? “En España estaremos donde hay que estar: en Canarias, en Costa del Sol…”.

“Estando dentro de Marriott se puede empezar por España, pero se mira al mundo entero”, avisa el ejecutivo. Y tiene claro hacia dónde dirigir el foco en estos primeros compases. “Hay una reflexión muy clara que nos hacemos en este ámbito: el 90% de los operadores en Caribe son españoles, y el 80% de los clientes son americanos. Así que en Caribe ya estamos viendo algún proyecto”.