Lo comido por lo servido. Crecer en clientes de todo tipo, y a su vez facturar menos que el mismo periodo del año anterior. Vodafone España muestra una salud financiera estable aunque sin alardes, y saca pecho con sus servicios convergentes.

Los ingresos totales de Vodafone España alcanzaron en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal los 1.256 millones de euros, lo que supone un 1,3% menos que los registrados en el mismo periodo del año anterior, según recoge Europa Press.

Por su parte, los ingresos por servicio en el trimestre comprendido entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2015 alcanzaron los 1.116 millones de euros, un 3,1% menos que el año anterior, aunque si se excluye el efecto derivado del cambio de modelo de financiación de terminales, crecieron un 0,7%.

La operadora destaca que este es el segundo trimestre consecutivo en el que logra un crecimiento de los ingresos por servicios en términos comparables, lo que se debe en buena parte al éxito de Vodafone One.

La matriz de la empresa española detalla que los ingresos por servicios móviles descendieron un 9,2% en su tercer trimestre fiscal, mientras que los ingresos por servicios de telefonía fija repuntaron un 12,7%. “El periodo se cierra con una actividad comercial muy sólida en todos los segmentos, con fuerte avance de los servicios de banda ancha ultrarrápida y de las soluciones convergentes”, subraya la empresa.

La sacada de pecho

En concreto, destaca que el número de clientes suscritos a la oferta de servicios convergentes Vodafone One creció en 360.000 en el tercer trimestre, hasta superar los 1,14 millones.

Asimismo, la cartera de clientes de telefonía móvil aumentó en 69.000 personas en su último trimestre, hasta los 14,2 millones, impulsada por la base de clientes de contrato, que añadió 83.000 nuevas altas netas en el periodo.

En esta línea, el número de clientes de 4G de Vodafone España, con tarifa y terminal, se elevó en 460.000 en el periodo comprendido entre octubre y diciembre, hasta alcanzar los 4,8 millones.

En el caso de la fibra, el número de clientes de Vodafone España en su tercer trimestre fiscal se incrementó en 89.000, hasta 1,9 millones, lo que contribuyó a elevar la base de clientes de banda ancha fija de la operdora hasta los 2,96 millones.

Por su parte, el negocio de televisión logró superar el millón de clientes, un “hito logrado” tras crecer en los últimos tres meses en casi 100.000 suscriptores. La empresa remarca que esta tendencia “positiva” se ha visto reforzada por su apuesta por “los mejores contenidos”.