La energía preocupa y mucho. Y sobre todo preocupa su ahorro y gestión. Por eso, empresas como telefónica quieren ofrecer soluciones para generar una mejor eficiencia a sus clientes.

Las soluciones de eficiencia energética de Telefónica reducen entre un 10% y un 30% el consumo energético de las empresas y las emisiones asociadas de CO2, dependiendo de la situación de partida de las instalaciones del cliente y de las políticas propias de cada empresa.

Según informa la compañía en un comunicado, en 2015 logró duplicar el número de sedes en las que están instaladas estas soluciones y prevé registrar un crecimiento similar en 2016.

Telefónica explica que este ahorro de energía es posible gracias a un modelo de negocio sostenible, basado en una solución extremo a extremo, que gestiona de forma remota y centralizada todas las oficinas o centros logísticos dispersos geográficamente.

Además, la empresa española diseña e implanta políticas avanzadas de ahorro energético, que reducen el consumo de la maquinaria con la que ya cuenta el cliente.

La compañía destaca que cuenta con el aval de su amplia experiencia en desarrollos basados en tecnologías cloud computing y en comunicaciones, lo que garantiza una excelente capacidad para almacenar, procesar y relacionar en tiempo real enormes cantidades de datos que generan información muy valiosa para tomar decisiones de negocio y hacer más eficientes los procesos.

Asimismo, informa de que acaba de obtener el sello ESE plus, que la clasifica como una de las diez empresas españolas de servicios energéticos para las especialidades de Iluminación, HVAC (Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado) y Regulación y Control, que concede la Asociación de Empresas de Servicios Energéticos (ANESE).