La guerra en el segmento móvil se ha tomado una tregua. Solo Yoigo, que se ha desmarcado de la lucha convergente, es decir, integrar servicios de ADSL (o fibra) junto a móvil y televisión, mantiene su viva batalla. Mientras, los tres grandes operadores, Movistar, Vodafone y Orange, se centran en esos clientes (que más pagan), aunque los dos grandes rivales de Telefónica tampoco quieren perder comba con los clientes móviles.

Esta semana se ha conocido que Yoigo está dispuesta a invertir más en sus redes móviles. El objetivo es abaratar costes y poder ser más competitiva. ¿Pero merece la pena ese esfuerzo en el segmento solo móvil? Hace unas semanas, la mayoría de operadores móviles virtuales (OMV) aseguraban a SABEMOS que sí, que todavía es rentable luchar en ese segmento.

Para ellos, los operadores centrados en la parte móvil, entre los que se encuentra Yoigo, una amenaza muy importante la representan los grandes operadores con red que, pese a estar centrado en sus ofertas convergentes, parece que no se han olvidado del móvil. ¿Pero son los tres iguales?

Por norma general el sector telco es muy reactivo y las estrategias comerciales se acaban copiando. Aunque en el área de las segundas líneas parece haber grandes diferencias entre Movistar, Vodafone y Orange, dado que el primero apenas presta atención, mientras que las filiales de británicos y franceses sí ofrecen interesantes ofertas. O al menos en sintonía con Yoigo y los OMV.

El siguiente esquema representa las principales ofertas en cuanto a segundas líneas que ofrecen los tres grandes operadores con sus ofertas convergentes:

Parece claro el mensaje de Movistar: si mis segundos clientes quieren tarifas móviles, que se vayan a Tuenti. De hecho el operador azul publicita de forma conjunta sus tarifas con los del OMV. En la propia web. No parece preocuparle cazar alguna línea móvil más. Cree que en la casa donde hay Fusion, con su televisión, y seguramente algún paquete de series o fútbol, no hace falta nada más.

Sin embargo, Vodafone y Orange tienen una estrategia distinta. De hecho, compiten de igual a igual con Yoigo y el resto de virtuales. Tienen ofertas por menos de 10 euros para esos usuarios que con 1Gb, o medio, se apañan.

Eso es un ataque en toda regla a sus competidores en el segmento móvil. Conseguir que toda una familia entera esté dentro de la misma compañía, con el valor que genera en cuanto a las facturas conjuntas y posibles ofertas, es el reto.

¿Qué margen queda a los rivales? Bajar los precios o subir prestaciones. Por ejemplo, Pepephone, tira su giga a poco menos de 6 euros. Algo similar hace MásMóvil, que dentro de muy poco también tendrá que mover ficha con respecto a este tema de segundad líneas y habrá que ver dónde sitúa sus márgenes. Y luego queda Yoigo. Ellos son los grandes actores del solo móvil. Su apuesta es la Sinfín. No quieren entrar en guerra de tirar el giga.

Imagen | Flickr – Irita Kirsbluma