• Pedro Sánchez coloca a Antonio Hernando y José Enrique Serrano al frente de su equipo negociador.
• Luisa Carcedo, Meritxell Batet, Rodolfo Ares y Jordi Sevilla completan el grupo que debe lograr los apoyos necesarios para que el socialismo acceda al poder.
• Dialogarán con las fuerzas con representación parlamentaria, empezando por las menos numerosas (CC, NC, IU y Compromís).
• Sánchez se reunirá mañana con Albert Rivera y el viernes con Pablo Iglesias. Pide a su partido “apoyo, confianza, compromiso y dedicación”.

El PSOE ya está manos a la obra. Apenas unas horas después de ser propuesto por Felipe VI, Pedro Sánchez ya tiene diseñado el equipo negociador y repleta la agenda de reuniones. El líder socialista ha confiado en su portavoz parlamentario, Antonio Hernando, y en el que fuera jefe de Gabinete de los presidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, José Enrique Serrano, la dirección del grupo que debe lograr los apoyos necesarios para investirle presidente del Gobierno.

Dicho equipo estará formado también por Meritxel Batet -arquitecta del programa electoral del PSOE-, Jordi Sevilla -coordinador de su programa económico-, Rodolfo Ares -veterano socialista vasco de la máxima confianza de Sánchez, que ya participó en su campaña electoral- y Luisa Carcedo -miembro de la dirección de Ferraz-.

Los socialistas han diseñado una estrategia idéntica a la mantenida por el Rey en sus dos rondas de consultas con los líderes políticos: entrevistarse con todos los grupos parlamentarios, empezando por el menos numeroso (Coalición Canaria).

Esta misma tarde, a las 16.30h, han comenzado los contactos con la portavoz de CC, Ana Oramas, y continuado con los referentes de Nueva Canarias, Pedro Quevedo; Unidad Popular-Izquierda Unida, Alberto Garzón; y Compromís, Joan Baldoví. IU difundió hace unos días las 16 condiciones que piensa pedirle a Sánchez si quiere su respaldo en la investidura. Entre ellas figura la creación de un polo de banca pública y la subida del Salario Mínimo Interprofesional en un 20%.

El candidato considera que “ayer España respiró aliviada” y califica de “apasionante” el camino que le espera

El líder socialista ha reunido a primera hora de este miércoles a la Ejecutiva Permanente de su partido, que conforma su núcleo de más confianza. Pasadas las 12h ha intervenido ante los diputados y senadores socialistas, dando con ello por iniciado el camino a la Moncloa. “Os pido algo que sé que me vais a dar: apoyo, confianza, compromiso, dedicación, mucha energía e ilusión”, les ha dicho a sus parlamentarios. Además, ha calificado de “apasionante” e “histórico” el momento que se vive y ha asegurado que “ayer España respiró aliviada” al atisbar una salida al “bloqueo institucional”.

Sánchez busca la unidad del PSOE

Sánchez busca cohesión interna para poder negociar con libertad y fuerza en un proceso que se espera dificilísimo por las advertencias hechas por Podemos, actor imprescindible para que el PSOE pueda gobernar. Pablo Iglesias le ha fijado bien claras las condiciones: es imprescindible que el partido morado entre en el Gobierno, ha de pactarse una ambiciosa agenda reformista y no cabe ningún acuerdo del que participe Ciudadanos.

Iglesias será recibido por el líder socialista el viernes por la mañana, según ha explicado el propio candidato. Sobre la mesa podría ponerse una redistribución de los diputados en el hemiciclo –Podemos se queja de haber sido relegado “al gallinero”– y los primeros gestos de buena disposición, como la oferta de una reforma electoral, del Reglamento del Congreso de los Diputados y la puesta en marcha de un plan de emergencia social.

Antes le habrá llegado el turno a Albert Rivera (mañana jueves, 11h). El presidente de Ciudadanos aseguró el martes que dará prioridad a Sánchez, pero que buscará también el diálogo con el PP para tratar de articular un pacto a tres, del estilo del alcanzado para la Mesa del Congreso. Sánchez no quiere que los populares formen parte de un acuerdo de Gobierno y solo buscará su apoyo para los “asuntos de Estado” una vez logre ser presidente. En el calendario que hoy ha hecho público no figura reunión alguna con la formación de Mariano Rajoy, como tampoco con los independentistas catalanes ni EH Bildu. Con el PNV se entrevistará el sábado.

Consciente de la odisea que le espera, el secretario general socialista ha reclamado a los suyos “generosidad” y que respondan con “respeto” a las muestras de “arrogancia” y los “desplantes” que le harán algunos de sus interlocutores. “Hay que estar a la altura”, ha concluido, para no frustrar el gran objetivo de “propiciar de verdad el cambio de Gobierno”.

estrategias de c’s y Podemos

Ciudadanos y Podemos también han comenzado a prepararse para negociar con el PSOE. El partido naranja ha puesto a su portavoz parlamentario, Juan Carlos Girauta, al frente del equipo que se encargará de tal empresa. Junto a él trabajarán el gurú económico, Luis Garicano, y los portavoces adjuntos en el Congreso, José Manuel Villegas y Marta Martín. La formación morada, por su parte, ha asegurado que negociará “con una sola voz”, incluyendo a las confluencias catalana y gallega en el grupo de interlocutores. Así, ha explicado Íñigo Errejón, habría que añadir algún miembro de En Marea al equipo que Iglesias tiene designado para impulsar un pacto de Gobierno: Carolina Bescansa, Julio Rodríguez, Xavi Domènech, Victoria Rosell e Irene Montero, además de él mismo y Errejón.