Hubo un tiempo en el que las tablets parecían ser ese dispositivo que acabaría por conquistar el mundo: su tamaño, autonomía, y portabilidad las convertían en lo mejor, en una apuesta segura que, hace un par de años, comenzó a desmoronarse.

En 2015  se vendieron 206,8 millones de tablets, un 10,1% menos que en 2014, cuando la cifra alcanzó los 230,1 millones de dispositivos, según los datos que recoge la consultora Internacional Data Corporation (IDC). Una tendencia de caída que también se pudo ver durante el cuarto trimestre cuando las ventas descendieron un 13,7%, hasta los 65,9% millones de tablets.

Estos datos rompen con el pronóstico que el año pasado hacía IDC advirtiendo un ligero crecimiento en el mercado. Se esperaba que en 2015 se vendiesen 234,5 millones de unidades y que para 2019 esas cifras estuviesen en los 269,4 millones de tablets vendidas. La realidad, ahora que conocemos los datos del año que acabamos de dejar atrás, es bien distinta: en 2015 se han vendido menos dispositivos que en 2014. ¿Qué pasará en 2019?

Quizás sea pronto para anunciar el fin de las tabletas, pues en medio de esta evolución negativa del mercado la versión desmontable de estos dispositivos han logrado alcanzar un máximo histórico de 8,1 millones de unidades vendidas, al aumentar un 163% en el cuarto trimestre. Justo lo contrario ocurre con las tabletas tradicionales que bajaron sus ventas un 21,1% en los tres últimos meses.

Esto se traduce en que la tendencia podría dirigirse hacia un aumento en los datos de venta de las tablets híbridas, lo que a su vez pone en riesgo el negocio de los ordenadores portátiles. Las Surface de Microsoft y el iPad Pro de Apple se encontrarían dentro de esta categoría de dispositivo convertible, que cuenta con una mayor potencia y tamaño, así como con un teclado y accesorios que permiten un manejo más cómodo y rápido de la tablet.

Atendiendo a las marcas, Apple lideró el mercado en 2015 con 49,6 millones de tabletas vendidas, un 21,8% menos que en 2014, por delante de Samsung logró una cuota de mercado del 16,2%, frente al 17,3% del año anterior, tras vender 33,4 millones de dispositivos. Lenovo ascendió al tercer lugar con 11,2 millones de tabletas, un 0,4% más, mientras que Asus bajó al cuarto puesto con 7,1 millones de unidades, un 39,9%, y Huawei se colocó en el quinto con 6,5 millones, un 116,6% más. De esta manera, su cuota de mercado fue del 5,4%, el 3,4% y el 3,1%, respectivamente.

El analista de IDC Jitesh Ubrani destacó que el cuarto trimestre de 2015 fue “único”, ya que los tres principales actores del mercado lanzaron nuevos dispositivos desmontables. “A pesar de unas críticas poco entusiastas, el iPad Pro fue el claro ganador de esta temporada, ya que fue el desmontable más vendido, superando las notables entradas de Microsoft y otros fabricantes de PC”, añadió.

Por otro lado, resaltar la posición que Amazon alcanzó en el cuarto trimestre gracias al lanzamiento de una tableta al precio de 50 dólares. La empresa logró vender 5,2 millones de unidades, colocándose en el tercer lugar por debajo de Samsung y Apple.