La plataforma de alquiler de pisos de uso turístico vuelve a duplicar en 2015 su cifra de huéspedes alojados en España. Y más de un millón de españoles la utilizaron para viajar al extranjero.

Airbnb duplica su tamaño en España por tercer año consecutivo. La plataforma de alquiler de pisos de uso turístico superó el año pasado los 2,6 millones de clientes que se alojaron en 2015  en alguno de las 120.000 viviendas que anuncia en el país. Con esos 2,6 millones de huéspedes, Airbnb logra superar la cota de los 5 millones de clientes desde que desembarcara en el España en 2012.

Unos datos que confirman el crecimiento imparable en España del gigante del alquiler, que se coloca a medio camino entre las causas y las consecuencias del boom de llegadas de turistas en que se ha instalado el país en los últimos años.

Y Airbnb aprovecha igualmente la recuperación de la demanda del viajero español y el año pasado también logró duplicar el número de clientes españoles que utilizaron la plataforma para viajar al extranjero, hasta superar el millón de clientes.

“Estamos orgullosos de que nuestra comunidad en España haya dado la bienvenida a cinco millones de huéspedes. Son buenas noticias para España, pero sobre todo para los cientos de familias y particulares que comparten sus casas para pagar las facturas, apoyar a sus familias y embarcarse en nuevas aventuras. Este hito demuestra la popularidad que está ganando el movimiento del home sharing en España”, apunta Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb en España, en un comunicado.

Y Muñoz aprovecha para mandar un recado en plena batalla para la regulación del alquiler vacacional de particulares. “Queremos continuar trabajando junto a los legisladores para apoyar a esta comunidad creciente”, subraya.