La Subdirección General de Auditoría de la Deuda y Políticas Públicas del Ayuntamiento de Madrid va a revisar 48 actuaciones adjudicadas a 7 empresas vinculadas con la trama púnica entre 2005 y 2014, cuando el bastón de mando municipal lo ostentaban Alberto Ruiz Gallardón y Ana Botella. En total, estas sociedades se habrían llevado 32,4 millones de euros.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, está llevando a cabo una concienzuda tarea de revisión de las cuentas del consistorio. Además de apretar las tuercas a las concesionarias de limpieza, que habían ganado millonarios concursos a base de escatimar en recursos para tirar los precios, la regidora está abriendo los cajones del Palacio de Cibeles.

En esos cajones hay unos contratos que el Ayuntamiento va a investigar por su posible vinculación con 7 empresas de la trama Púnica. Entre ellas está la archiconocida Waiter Music SL, pero también otras sociedades como Dico Obras y Construcciones, Cofely, Elyo Ibérica, la UTE Cofely-Velasco, Obrum y Super Cash, ha informado el consistorio en un comunicado.

En total son 48 expedientes con un valor de 32.422.927,83 euros. Las actuaciones investigadas son la instalación de una pista de hielo en Villaverde, el Programa de Aparcamiento para Residentes, la construcción de un parking en IFEMA y la organización de las Fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Paloma en Centro, entre otras.