En la vida todo depende del prisma con el que se miren las cosas. Aunque hay prismas un tanto confusos. De este modo, considerar House of Cards o Jessica Jones como contenido pornográfico es algo ambiguo. Pero en Indonesia ha habido un operador de telefonía que así lo ha considerado y ha bloqueado el servicio de Netflix.

Un país más. Eso debió pensar Netflix cuando llegó a Indonesia. Los planes de expansión de la compañía de Reed Hastings buscan llevar el servicio de streaming a todo el mundo. De los 75 millones de suscriptores que tienen, unos 30 millones están fuera de Estados Unidos. Se podría decir que tiene buena acogida allá donde va. Aunque todo eso puede cambiar en esta región del sudeste asiático.

Cuando Netflix apenas lleva un mes en Indonesia, el principal operador de telecomunicaciones del país, Telkom, ha decidido bloquear el servicio en streaming de la plataforma. El principal argumento que han esgrimido es que Netflix tenía contenidos pornográfico o susceptibles de serlo y que por tanto incumple las leyes del país con respecto a los contenidos.

El director de Consumo del operador, Dian Rachmawan, no ha precisado qué tipo de contenido era concretamente el pornográfico. Hay rumores que apuntan a escenas de Jessica Jones o incluso House of Cards, por su relación entre sexo y política. Otras fuentes apuntan directamente al interés del propio Gobierno y la compañía para sacar dinero a Netflix.

Y es que Telkom tiene una importante participación del gobierno indonesio, lo ha cual ha levantado toda clase de suspicacias. Además, exigen una serie de condiciones para que levante el bloqueo y los clientes puedan volver a tener los servicios en streaming. Dichas condiciones se resumen en que hagan lo que diga el operador.

Curiosamente, ninguna otra compañía del país, sujeta a las mismas leyes, ha decidido bloquear a Netflix. El problema es que Indonesia es un país con una infraestructura de redes bastante normal, y no todos los operadores pueden ofrecer buenos servicios de streaming. Así pues, parece que esta decisión es totalmente corporativa y obedece al interés de sacar algo de Netflix.