En un mundo convergente, donde las ofertas de telefonía vienen empaquetadas con móvil, fijo y televisión, Yoigo sigue con su apuesta por el móvil. Además, asegura que lo harán solos, sin fusiones ni ventas. Todo eso respaldado con unos resultados que le son favorables.

Los rumores sobre una posible venta de Yoigo son tan antiguos como su “verdad verdadera”. Y desde que las telecomunicaciones han empaquetado sus servicios, parece que no hay cabida para competir en el solo móvil como hace Yoigo. Aunque ellos siguen empeñados en demostrar que pueden hacerlo bien, solos y sin fútbol.

En su presentación de resultados, Yoigo obtuvo en 2015 su primer beneficio neto anual tras ganar 2 millones de euros, frente a los 22 millones de euros que perdió en 2014, neto del ajuste del crédito fiscal. Los ingresos se situaron en 854 millones de euros el pasado año, lo que supone una subida del 8,1% en tipos de cambio constante y del 5,2% en moneda local.

Yoigo cerró el ejercicio 2015 con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 77 millones de euros, un 15,2% más respecto a los 67 millones de euros de 2014. De esta manera, el margen de Ebitda se sitúo el pasado ejercicio en el 9%, frente al 8,5% del año anterior.

La operadora subraya que estos resultados muestran que sigue creciendo de forma sostenida. Yoigo incrementó sus ventas, mejoró su rentabilidad, ganó clientes de alto valor añadido y logró recuperar el ingreso medio por cliente (ARPU), manteniéndolo con respecto al de 2014, han manifestado desde la compañía.

#YoigoNoSeVende

Como si fuera una consigna oficial, el consejero delegado de Yoigo, Eduardo Taulet, ha afirmado durante la presentación de resultados que su intención, “sin ninguna duda”, es seguir solos. Taulet asegura que siempre hay conversaciones con socios, pero que no hay nada sobre una posible venta sobre la mesa.

Sigue insistiendo, el CEO de Yoigo, que su compañía no se verá implicada en una operación de concentración en los próximos años. Solos, quieren seguir en el mercado solos.

El “pero”

Por otro lado, Yoigo cerró 2015 con 2015 con un total de 3,34 millones de clientes, lo que supone un descenso del 3,6% con respecto a los 3,47 millones que tenía a finales de 2014.

La operadora informa de que el número de suscriptores se redujo en 54.000 usuarios en los últimos tres meses del año, ya que el aumento de 14.000 clientes de contrato no logró compensar la eliminación de las cuentas de prepago inactivas.