CaixaBank ha alcanzado un beneficio neto de 814 millones de euros en 2015, un 31,4% más que el año anterior, tras la incorporación del negocio minorista de Barclays Bank en España, la mejora de la actividad bancaria y las menores dotaciones para insolvencias.

La entidad ha reducido asimismo su tasa de morosidad hasta el 7,9%, frente al 8,7% de cierre de 2014, según la información remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El margen de intereses de CaixaBank se ha situado a 31 de diciembre de 2015 en 4.353 millones de euros, un 4,8% más, gracias a la fuerte reducción del coste del ahorro a vencimiento y a la incorporación del negocio de Barclays Bank, que han permitido compensar la evolución negativa de los tipos de interés y el impacto de la eliminación de las cláusulas suelo. También ha mejorado en el último ejercicio, concretamente un 11,3%, hasta los 7.726 millones de euros, el margen bruto, mientras que el de explotación ha disminuido un 1,5%, hasta 3.120 millones, al computarse una serie de gastos extraordinarios, como los 259 millones de costes asociados a Barclays o los 284 millones derivados del ERE. Sin estos gastos adicionales, el margen de explotación crece un 15,7%, situándose en 3.663 millones.

CaixaBank destaca que los ingresos básicos del negocio bancario (margen de intereses más comisiones) aumentan un 6,5%, hasta los 6.366 millones de euros, y que las pérdidas por deterioro de activos financieros y otros ascienden a 2.516 millones, con un descenso del 2,4% respecto a 2014. La entidad ha reducido asimismo en un 23,6 % las dotaciones para insolvencias, destinando a ello 1.593 millones, aunque ha aumentado las otras provisiones, que incluyen la estimación de la cobertura necesaria de contingencias futuras y el deterioro de otros activos.

Durante 2015, los ingresos de la cartera de participadas se sitúan en los 578 millones de euros, un 17,7% más, tras el registro de provisiones contables extraordinarias atribuidas a Repsol por las pérdidas registradas en el último ejercicio. En cuanto a la morosidad, que baja 181 puntos básicos durante el año, el banco que preside Isidre Fainé subraya que la evolución anual está marcada por la reducción orgánica de los saldos dudosos, que compensa la incorporación de Barclays Bank SAU y el impacto del desendeudamiento. Aislando el sector promotor, la ratio de morosidad cae hasta el 6,2%, según CaixaBank, que suma unos saldos dudosos de 17.100 millones de euros.

BuildingCenter, la filial inmobiliaria del banco, ha comercializado 2.077 millones en ventas y alquileres en 2015 y dispone de una cartera neta de inmuebles adjudicados disponibles para la venta de 7.259 millones. Los activos inmobiliarios de CaixaBank destinados al alquiler ascienden a 2.966 millones de euros netos de provisiones y la ratio de ocupación de la cartera de alquiler se sitúa en el 93%.

CaixaBank remarca que en 2015 ha consolidado su liderazgo en el mercado español, donde ha mantenido un crecimiento sostenido de las cuotas de mercado de los principales productos y servicios financieros. El banco catalán tiene una cuota de penetración de banca de particulares del 28,3% y su foco se sigue centrando en la captación de clientes. Sólo en 2015, la entidad ha logrado vincular 782.000 nuevas nóminas y cuenta ya con un total de 3,2 millones en todo el país.

Los créditos sobre clientes brutos ascienden a 206.437 millones (un 4,7% más) y la cartera sana sin promotor crece un 7,7%, hasta 13.231 millones. Además, la nueva producción de crédito aumenta un 27 % en relación a 2014: el hipotecario crece un 57 %, el de consumo un 48 % y el de empresas un 23%.

Los recursos totales de clientes se sitúan en los 296.599 millones, con un aumento de 24.841 millones (un 9,1% más). CaixaBank ha alcanzado también en 2015 el liderazgo en productos de inversión y previsión en patrimonio gestionado y sus filiales CaixaBank Asset Management y VidaCaixa gestionan ya más de 108.000 millones entre fondos de inversión, seguros de ahorro y planes de pensiones.

Por otro lado, CaixaBank mantiene su fortaleza de capital, con un Common Equity Tier 1 fully loaded del 11,6%, y dispone de una liquidez de 54.090 millones de euros.