El astillero vizcaíno Construcciones Navales del Norte, La Naval, construirá un ferri de 1.600 pasajeros para Baleària por un importe de 175 millones de euros, ha informado hoy esta naviera.

Ambas empresas rubricaron ayer el contrato, que contempla la opción, a decidir en los próximos meses, de construir un segundo buque gemelo. Este primer buque se prevé que empiece a operar en las líneas de Baleares durante el año 2019.

El nuevo barco estará entre los ferris de mayor tamaño del mundo, con una eslora de 232,2 metros y una manga de 30,4, además de ser el primer buque de pasaje propulsado por gas natural licuado del Mediterráneo. El buque podrá alcanzar una velocidad de 23 nudos gracias a tres motores duales, que podrán ser utilizados con gas natural o combustible líquido, y permitirán reducir en más de un 40 % las emisiones de partículas contaminantes.

También será innovador en sus instalaciones, ya que se proyecta un buque inteligente, donde los clientes, con su teléfono móvil, podrán acceder al ferri y a su acomodación, disponer de sistemas de localización, de información sobre la oferta de entretenimiento y de gastronomía a bordo, de información y reservas de destino, datos de navegación o meteorología.

Diseñado por Cotenaval, tendrá una capacidad para unos 1.600 pasajeros (un 70 % de los cuales podrá acomodarse en camarotes y el resto en butacas ergonómicas), y podrá transportar 350 vehículos. En la firma del contrato, según un comunicado de la naviera, el presidente de Baleària, Adolfo Utor, destacó que “con el nuevo ferri reforzamos la idea del placer de viajar al mismo tiempo que respetamos el medio ambiente”. Explicó que pretenden “establecer un antes y un después en el transporte marítimo, incorporando la última tecnología para que el viaje sea una experiencia inolvidable”. Utor añadió que “el buque también responde a las necesidades de los operadores logísticos, tanto en servicio como en capacidad, garantizando regularidad, fiabilidad, puntualidad y espacio suficiente durante todo el año”.

José Ignacio Irasuegui, director general del astillero, manifestó que la firma del contrato, “después de meses de trabajo conjunto, confirma nuestra estrategia de estrecha colaboración con nuestros clientes desde las primeras etapas conceptuales, además de un hito que consolida el posicionamiento de La Naval en el mercado de buques de pasaje y, en general, en el diseño y construcción de buques de alto contenido tecnológico”.

Baleària es la naviera líder en las conexiones con Baleares, uno de los mayores operadores del Estrecho de Gibraltar y además ofrece servicios en el Caribe. Cuenta con una flota de 22 buques y da ocupación a unas 1.000 personas.

La Naval es un astillero dedicado al diseño y construcción de buques sofisticados. Además de este contrato con Baleària, la cartera de pedidos actual de la compañía consiste en un ferri para Teso, un buque para el tendido de cable eléctrico para Deme/Tideway y dos dragas para la compañía Van Oord.