Apple ha anunciado la retirada de ciertos enchufes de los adaptadores de corrientes diseñados para ser usados en Argentina, Australia, Brasil, Europa Continental, Nueva Zelanda y Corea del Sur, debido a que los usuarios corren el riesgo de sufrir una descarga eléctrica.

Estos enchufes adaptadores se incluyeron con el Mac, con algunos dispositivos iOS entre 2003 y 2015, y también estaban incluidos en el Juego de Adaptadores de Viaje de Apple. La compañía ha tenido noticia de 12 casos en todo el mundo en los que estos enchufes de dos clavijas han resultado defectuosos, por lo que ha decidido poner en marcha un programa de retirada voluntaria de este accesorio.

Apple pide a los usuarios que dejen de utilizar los adaptadores afectados, cambiándolos de forma gratuita por uno nuevo.

Los conectores de dos clavijas afectados tienen escritos cuatro o cinco caracteres en el interior de la ranura con la que se encajan al bloque principal del adaptador, o bien ausencia total de caracteres en esa ranura. Los clientes pueden visitar la página del programa para obtener más información sobre cómo identificar los adaptadores afectados.

Por otra parte, la retirada no afecta a ninguno de los otros adaptadores de corriente diseñados para Canadá, China, Hong Kong, Japón, Reino Unido y Estados Unidos, ni a ninguno de los adaptadores de corriente USB de Apple.