Apple ha vuelto a vender más iPhones que nunca, pero esto es algo que podría no volver a repetirse si se cumplen las expectativas de los analistas que auguran un mal año para la compañía de la manzana. ¿Estaremos ante el fin del Apple de los récords?

“Nuestro equipo ha logrado culminar el mejor trimestre en la historia de Apple, gracias a los productos más innovadores del mundo y al récord histórico de ventas del iPhone, Apple Watch y Apple TV”, señala Tim Cook, consejero delegado de Apple, cuando se dan a conocer los resultados financieros del primer trimestre de su año fiscal 2016.

Y es que una vez más Apple vuelve a presumir de récords, unos récords que sin embargo lejos quedan de tener la transcendencia y espectacularidad que tuvieron los hitos anteriores. La compañía de Cupertino sabe muy bien que es eso de superar todas las cifras año tras año, pero en esta ocasión lo hace de una forma más discreta de la que nos tienen acostumbrados. 

 

Apple ha vendido, durante su primer trimestre 74,7 millones de iPhones en todo el mundo, lo que se traduce en unos ingresos de 51.635 millones de dólares y en un crecimiento del 0,4% en comparación con las cifras obtenidas en el mismo periodo del año anterior. 

En cuanto a iPads, se han vendido 16,1 millones de unidades, muy por debajo de las 21,4 millones que se distribuyeron hace un año. Aunque lo cierto es que a pesar de que las ventas de iPads parecen ir en picado, en este caso, vemos como con respecto al trimestre anterior éstas han subido.

Los Mac siguen en su línea, superando los 5 millones de unidades vendidas.

Se registraron unos ingresos generales de 75.900 millones de dólares y un beneficio neto de 18.400 millones de dólares. Unas cifras de récord que dejan a Apple ante un escenario lleno de incertidumbres, ya que si bien los datos son buenos, no lo son lo suficiente, pudiendo marcar un punto de inflexión que lleve a la compañía a caer en ventas y beneficios. Y es que ya desde Apple han anunciado que sus ventas en el segundo trimestre fiscal de 2016 caerán hasta los 50 o 53 millones de dólares, por debajo de los 58 millones del año anterior.

Se veía venir

La consultora Morgan Stanley ya anunció una bajada de las ventas de iPhone en este año 2016, por lo que estos datos podrían ser la entesala de la caída de Apple, que siempre a tenido en sus smartphone la mayor fuente de ingreso. Aunque no deberíamos perder de vista a otros productos como el Apple Watch o Apple TV, que comienzan a ganar usuarios.

Las cifras siguen siendo buenas. Apple tiene grandes beneficios, y a pesar de que se ha visto superada por Google al desplomarse su valor hasta los 393.000 millones de dólares (Alphabet vale 420.000 millones de dólares), está muy lejos de anunciar su final. No ha crecido tanto como se esperaba pero sigue vendiendo. Además, en 2015 la compañía ha decidido apostabar por nuevos productos que sin duda alguna tienen un amplio márgen de crecimiento, pues como se puede ver en el cuadro anterior en el primer trimestre Apple ha logrado vender 4,3 millones de estos dispositivos (aquí se incluyen Apple TV, Apple Watch, Beats, iPod y accesorios).

A todo esto cabe añadir que cada vez queda menos para hablar del nuevo iPhone, el que supuestamente constataría que el éxito de Apple ya es historia.

Ante este panorama Samsung, Huawei, Sony y compañía ya deben de estar frotándose las manos, ya que el rival a batir se muestra ahora más débil que nunca, a pesar de que sus números siguen siendo de récord.