Room Mate ha lanzado un plan de expansión para triplicar su tamaño en 2019 y superar las 4.200 habitaciones tras la firma de un acuerdo de refinanciación con CitiBank por 54 millones de euros, de los cuales 25 millones los destinará al crecimiento y el resto a cancelar parte de su deuda.

La compañía, fundada y presidida por Kike Sarasola, ha cerrado así “totalmente” el tema de financiación, alargando los vencimientos que tenía que satisfacer a corto plazo hasta 2020, sin tener que recurrir finalmente a otras fórmulas como la emisión de bonos o la salida a bolsa, ha explicado su consejero delegado, Víctor Fernández, en una entrevista con Efe.

En cuanto a la otra línea de negocio, BeMate, plataforma de alquiler de viviendas turísticas, se prevé que 2016 será el año de su gran despegue, con la incorporación de más de 12.000 apartamentos en las 20 principales ciudades europeas y estadounidenses como Londres, París, Roma, Venecia, Múnich, Berlín, San Francisco, Los Ángeles o Chicago.

Room Mate, que cuenta con 21 hoteles (1.350 habitaciones), centrará su plan de expansión en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica, y tiene en estos momentos cerrados diez nuevos proyectos (1.000 habitaciones), con aperturas de siete de ellos en 2016 y tres, el año que viene, entre ellos el de Huertas-Madrid, propiedad del fondo alemán Aquila Capital. No obstante, Fernández considera que será posible inaugurar este año también algunos de los proyectos que se encuentran, actualmente, en fase de negociación -11, con 1.700 habitaciones-, entre ellos, París y Londres, ciudades que la cadena tiene desde hace tiempo en el punto de mira y en las que espera por fin desembarcar.

Otras aperturas previstas para este año son Barcelona, Rotterdam, Estambul, Milán, Málaga, Miami, Florencia, Roma y Nueva York. Para coordinar su expansión en el continente americano, Room Mate ha nombrado a Felip Boyero, procedente de Air Europa, director general de Estados Unidos y Latam del grupo. Desde una nueva oficina creada en Miami, el directivo se encargará de acelerar el crecimiento de Room Mate en EEUU, donde la cadena quiere llegar a 15 hoteles en 2019, frente a los tres actuales.

En el continente americano, Room Mate prepara su entrada en ciudades como Los Ángeles, San Francisco, Boston o Bogotá, así como la ampliación de su oferta en los destinos donde ya está presente: Miami, Nueva York y México DF. En los últimos tres años, la expansión de la compañía ha contado con una inversión de 300 millones de euros de fondos y propietarios de los inmuebles, a los que se sumarán otros 500 millones en los próximos tres.

Las aperturas previstas para 2016 permitirán aumentar un 30% el número de empleados, pasando de 530 a 750 en total, y de 300 a 395, en España.

Room Mate facturó el pasado año 50,6 millones de euros, la mayor cifra de su historia y que supone un incremento del 6,8% respecto a 2014, impulsada por los también resultados récord de la ocupación (87,3%), precio (117,70 euros) y RevPar (ingresos por habitaciones disponibles) (102,80 euros). El beneficio bruto de explotación (ebitda) se triplicó en 2015, hasta los 1,5 millones de euros.

El mercado español, con un peso del 30 % en 2015 y que se reducirá al 25% este año por el aumento de la oferta fuera de España, “no está totalmente recuperado -en opinión de Fernández-, y es más, no me gusta que se hable en esa forma, porque parece como que ya lo hemos hecho todo y no es así”. Ha habido un cambio de tendencia y hay “una tendencia claramente positiva”, pero “queda mucho recorrido”, aunque el español no es el cliente principal de Room Mate ni siquiera en España, pero está al mismo nivel que el británico, francés y norteamericano, ha agregado.