Si Nietzsche levantara la cabeza sería muy claro: “La banca tradicional ha muerto”. El filósofo alemán seguiría de cerca el ecosistema fintech y seguro que pagaría sus cervezas con el móvil. Las grandes entidades financieras no están solas. De hecho, son clientes de nuevas startups como Captio, con la que se puede gestionar los gastos de empresa.

La capacidad de inversión y mover dinero de la banca tradicional siempre va a estar ahí. Por el momento Nietzsche está equivocado con el sistema financiero. Ahora bien, la irrupción de las empresas fintech ya es una realidad. Un ejemplo es Captio, una aplicación que permite automatizar la gestión de los gastos de empresa de una manera sencilla, de modo que el usuario hace una foto del ticket en cuestión (taxi, restaurante, aparcamiento, etc), y el software procesa los datos principales y los envía directamente a Hacienda, que ha homologado la plataforma.

El CEO de Captio, Joel Vicient, cuenta a SABEMOS que está percibiendo un cambio dentro del sistema financiero. Pone como referencia a uno de sus clientes, BBVA, que tan solo cuenta con Google Apps, y ellos mismos, como software externos a la compañía que han sido adaptadas para su gestión. Todo un éxito del ecosistema fintech que demuestra así su capacidad (y capilaridad) para establecerse en el entramado financiero.

En cuanto a la propia actividad de Captio, Vicient deja claro que esto no solo es para grandes empresas. Aunque entre su nómina de clientes haya multinacionales como Olympus, Manpower o Petronas, destaca que lo importante de la aplicación que ahorra tiempo a cualquier empresa. Reconoce una gran compañía puede sacar mejor rendimiento a la app, dado que tiene más tickets y facturas en circulación, pero que vale para todos.

En cuanto a la confianza que están transmitiendo al mercado, el fundador de Captio cree que cada vez son más las empresas que no tienen miedo a contratar servicios de startups o empresas que acaban de nacer. Asegura que al final se fijan en la solidez del proyecto. No obstante, también afirma que hay otras empresas que siguen mirando con lupa los balances y todos los datos. Eso, añade, puede hacer perder oportunidades de negocio a alguna startup.

Un socio de peso

Aparte de grandes clientes, Captio está consiguiendo buenos acuerdos. Es el caso de Telefónica Open Future, con la que ha firmado un acuerdo comercial para ofrecer la solución a los clientes de la compañía. Con ello, Telefónica podrá ofrecer a sus clientes utiliza una tecnología OCR propia, desarrollada por el departamento de I+D de Captio, que extrae automáticamente los datos de los tickets digitalizados a través del smartphone del trabajador.

Con este acuerdo, Captio ha entrado a formar parte del Programa de Socios Comerciales de Telefónica Digital España que promueve y gestiona la firma de Acuerdos Marco de Colaboración entre Socios con empresas colaboradoras en las áreas de M2M, eHealth, Marketing Digital, Atención Multicanal y Seguridad.

Y falta la expansión

Captio prevé crecer en 2016 con nuevas operaciones comerciales en Europa, donde empezará a operar en el Reino Unido, Francia e Italia, y está preparando su entrada en Latinoamérica.

Según los planes de la fintech, los usuarios de la herramienta desarrollada por Captio aumentan a un ritmo anual del 400%. Hasta ahora, la actividad de Captio se ha enfocado en España, aunque su sistema ya está presente en 10 países y ahora ultima la infraestructura y los recursos necesarios para establecerse en Londres (Reino Unido), París (Francia) y Milán (Italia). Además, el departamento de I+D de la compañía está desarrollando nuevas versiones de Captio adaptadas a las peculiaridades de cada mercado.