La aerolínea Air Nostrum ya ha registrado 1.500 reservas para volar desde Badajoz a partir del próximo 18 de febrero, cuando se reanudarán los vuelos desde el aeropuerto pacense a Madrid y Barcelona tras seis meses y medio de interrupción, y ofrecerá Mallorca e Ibiza como destinos estivales.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, y el de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, han firmado el contrato para la publicidad de los valores turísticos de Extremadura en el transporte aéreo, que conlleva implícitamente vuelos comerciales de pasajeros desde y hacia Badajoz a fin de poder hacer efectivo este servicio y que fue adjudicado por un importe de 2.117.500 euros anuales.

La aerolínea regresa de este modo a la región, donde ya estuvo operando durante una década, y lo hace con una oferta que incluye cuatro frecuencias semanales a Barcelona y un vuelo diario de ida y vuelta a Madrid, a excepción de los sábados.

Como novedad, todas las rutas serán operadas con el reactor Bombardier CRJ 200 de 50 plazas, lo que permitirá reducir el tiempo de vuelo en 35 minutos en el caso de la Ciudad Condal y 15 minutos en el de la capital del país, ha destacado Bertomeu. Solo en los quince días que los billetes llevan puestos a la venta, la aerolínea ha registrado 1.500 reservas -1.200 a Barcelona y 300 a Madrid-, mientras que para Semana Santa hay vuelos que ya cuentan con una ocupación cercana al 90 por ciento, con lo que se están superando las previsiones realizadas por la compañía, según su presidente.

Sobre las rutas vacacionales, ha detallado que se ofrecerá los destinos de Mallorca e Ibiza desde el 22 de julio al 4 de septiembre con cuatro vuelos semanales en cada sentido en la primera de las islas y dos semanales en el caso de la segunda, al tiempo que ha resaltado la posibilidad que se abre para atraer viajeros del archipiélago a la región.

La conectividad ha primado en la propuesta que la empresa presentó a la Junta, de modo que la compañía enlazará Extremadura con 89 destinos adicionales -24 nacionales, 42 europeos y de medio radio y 23 intercontinentales- a través del centro de distribución de tráfico del grupo Iberia en Madrid.

Respecto a las críticas lanzadas por algunos representantes del sector turístico respecto a los horarios previstos, Bertomeu ha argumentado que están programados para satisfacer al mayor volumen de pasajeros de la ruta, que son los viajeros en conexión.