Ryanair ha exigido al Gobierno francés y la Comisión Europea (CE) que tomen “medidas inmediatas” para evitar que “miles de consumidores europeos vean sus planes de viajes interrumpidos o sus vacaciones canceladas” a causa de la huelga de controladores en Francia.

La Dirección General de la Aviación Civil francesa (DGAC) ha pedido a las aerolíneas que operan en el país que anulen este martes el 20% de los vuelos de previstos para dicha jornada ante la huelga convocada por los dos principales sindicatos de controladores galos.

Los sindicatos SNCTA y Usac-CGT, que representan al 70% del colectivo de los controladores aéreos en Francia, ha anunciado otra jornada de huelga en la que es la número 40 convocada por el colectivo galo desde 2009.

La aerolínea de bajo coste irlandesa ha instado repetidamente a la CE y al Parlamento Europeo a tomar medidas para prevenir que estas huelgas afecten a los consumidores y ha lanzado un portal para unirse a este llamamiento. En esta web, en su campaña Keep Europe’s Skies Open, defiende la supresión del derecho de huelga de los sindicatos de controladores de tráfico aéreo en Europa, de la misma manera que diversas fuerzas militares y de la policía no tienen permitido hacer huelga.

Ryanair pone como ejemplo EE.UU., donde los controladores aéreos no pueden realizar huelgas pero sí afiliarse a sindicatos y transmitir sus inquietudes a través de la mediación de un arbitraje.

También plantea que otros controladores aéreos de tráfico europeos gestionen los vuelos del espacio aéreo francés durante las huelgas, lo que en su opinión minimizaría las cancelaciones e interrupciones de vuelos.

Ryanair tiene la intención de presentar estas peticiones en Bruselas cuando obtenga un millón de firmas para instar a la CE y al PE a tomar medidas. “Si la UE no escucha a las aerolíneas, quizá si escuche a los ciudadanos europeos”, señala en una nota.