Las grandes hoteleras españolas miran a China y el sudeste asiático como nuevo polo de expansión y con toda la intención de repetir la historia de éxito que fue la conquista del sol y playa caribeño.

Los hoteleros españoles llegaron al Caribe cuando en la región la explotación del turismo era algo casi residual. Los Barceló fueron pioneros con el primer hotel en República Dominicana, les siguió Meliá apenas tres años después con su llegada a la isla y se estrenó como primer operador español en Cuba en 1990.

Treinta años después de ese primer hotel en Santo Domingo las españolas son las principales hoteleras en Cuba, República Dominicana, México, Puerto Rico… Y hoy Barceló (con la recién comprada Occidental), Meliá, Riu, Iberostar, Globalia, Piñero y otros grupos españoles mantienen viva la batalla por seguir creciendo en Caribe.

Sin embargo, las grandes cadenas patrias parecen dispuestas a repetir esa historia de éxito en otras latitudes. Los mayores grupos españoles quieren convertir Asia en una suerte de ‘nuevo Caribe’. Y tienen planes concretos para conseguirlo.

Barceló: primero China, luego todo el continente

“Sería muy bonito que las empresas españolas pudiéramos repetir en Asia la experiencia que tuvimos en la expansión en Caribe. España tiene una oportunidad única de ir a por el liderazgo mundial en el turismo vacacional“, sostiene el consejero delegado de Barceló para la región EMEA, Raúl González.

Y es que Barceló ha sido el último en confirmar que tiene Asia en su punto de mira. El grupo ha desvelado esta semana que ultima una gran alianza con un socio local para desembarcar ya este mismo año en China, y los planes son ambiciosos. “A China no se puede ir para tener cinco hoteles. Allí hay que tener una masa crítica suficiente y en un mercado tan enorme por masa crítica entendemos decenas de hoteles”.

Los planes de Barceló –que ya tuvo una experiencia efímera de apenas seis meses en 2000 como primera cadena española con un hotel en China- pasan por aprovechar el desembarco en China como una primera etapa para la expansión posterior por todo el sudeste asiático, aprovechado que el gigante oriental ya se ha convertido en el principal mercado emisor de turistas de la región. En primer lugar se optará por desembarcar en el segmento de hoteles urbanos para posteriormente sumar también establecimientos orientados al negocio vacacional que estarán gestionados por el grupo mallorquín.

Meliá, alumno aventajado

Meliá Hotels International hace unos años que fijó en Asia uno de sus principales polos de expansión. El grupo hotelero cuenta ya con diez establecimientos en el continente asiático (cinco hoteles en Indonesia, dos en China, dos en Vietnam y otro en Malasia). Y sus planes para los próximos años pasan por seguir sumando establecimientos en la región y, de momento, ya cuenta con proyectos para triplicar su número de hoteles en tres años y concentra el 40% de todos sus proyectos futuros en el continente asiático.

La apuesta es clara. Los planes del grupo de la familia Escarrer contemplan que los 31 establecimientos que suman los ya abiertos y los proyectos firmados pasen a ser el doble, hasta el entorno de los 60 hoteles, en sólo tres años.

Meliá selló en 2011 con el grupo hotelero chino Jin Jiang una alianza estratégica para ayudarse mutuamente en sus respectivos procesos de expansión internacional. Para el grupo español contar con un socio local de ese tamaño, además, era un paso fundamental para asentarse en serio en China y para captar al turista chino en el mercado local y en todo el sudeste asiático. El grupo mallorquín acaba de firmar una alianza similar con el grupo tailandés TCC para crecer en Tailandia y en toda la región.

NH, con el socio en casa

El grupo chino HNA entró en el capital de NH Hotel Group en 2013, después de haberlo intentado ya sin éxito dos años antes. Entonces entró con un 20%, pero hoy el gigante chino es el principal accionista de la segunda mayor hotelera española, con 29,5%. Y juntos, ambos socios pretenden emprender su expansión hotelera primero en China, y posteriormente en otros países de la región.

La joint venture local que comparten HNA y NH cuenta ya con cinco hoteles operativos en China, que se opera con una de las marcas hoteleras de la contraparte oriental. Pero este año llegarán los primeros hoteles con la marca NH a China. El primero de todos, previsiblemente en marzo.

En el mercado chino hay un hueco evidente para para el producto NH, que busca buenas ubicaciones y hoteles de calidad en el segmento de negocios. Las grandes hoteleras internacionales cubren el negocio de gran lujo y hay muchos hoteles low cost. Entre un extremo y otro, NH puede cubrir el nicho de mercado intermedio”, explica Hugo Rovira, director general de NH Hotel Group para España.

Riu, primeros pasos… pero grandes

Este año será el que Riu también se estrena en el mercado asiático. El grupo mallorquín, uno de los reyes del turismo vacacional, abrirá el próximo julio un establecimiento en Sri Lanka, un resort de cinco estrellas y 500 habitaciones en la isla del Índico. Pero la compañía de la familia Riu tiene otros planes para crecer en la región, en la que venía buscando oportunidades desde hace casi una década.

El año pasado, el grupo de la familia Riu cerró la adquisición de dos isloes en las islas Maldivas en los que pretende construir dos grandes complejos hoteleros que estarían operativos ya en 2018, para lo que pretende inyectar una inversión de 140 millones de euros. La compañía no oculta que seguirá sondeando el mercado en busca de oportunidades para consolidar su presencia en este nuevo foco de expansión.

iberia aterrizará también en asia

Han sido muchos meses echando cuentas y de análisis de riesgo, pero Iberia se ha decidido finalmente a lanzarse a la conquista de Asia. El presidente de la aerolínea de IAG, Luis Gallego, anunció esta semana la apertura en octubre de los vuelos directos a Tokio y, sin fecha concreta pero con el objetivo de que sea este mismo año, también a Shanghái.