El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha declinado presentarse a la investidura para tratar de revalidar mandato. Así se lo ha hecho saber esta tarde al Rey, que iniciará una nueva ronda de consultas el próximo miércoles 27 para postular un candidato alternativo.

Mariano Rajoy no se presentará a la sesión de investidura. Al menos por el momento. En la reunión que hoy ha mantenido con el Rey en Zarzuela, Rajoy ha rechazado el ofrecimiento de ser el primero en intentar ganarse la confianza del Congreso de los Diputados. Felipe VI le ha hecho la propuesta tras concluir la ronda de citas que durante toda la semana ha mantenido con el resto de líderes y el presidente en funciones “ha declinado”, según ha informado Casa Real.

Rajoy ha comparecido desde Moncloa pocos minutos después, asegurando que su decisión no implica un paso atrás. “Mantengo mi candidatura a la presidencia del Gobierno pero todavía no tengo los apoyos para someterme a la investidura”, ha aclarado. “No renuncio a nada (…) todavía y de momento no tengo los apoyos” suficientes.

De modo que lo que pretende es hacerse a un lado de forma estratégica, para que sea Pedro Sánchez quien primero intente ganarse la confianza de la Cámara. Si el líder socialista fracasa, el actual presidente en funciones tomaría la iniciativa. “Trabajaré para lograr una mayoría suficiente”, ha advertido, porque su propuesta “es la mejor para España”.

El anuncio se produce solo un día después de que Rajoy asegurara que “evidentemente” iba a intentar ser reelegido, a pesar de carecer de los apoyos necesarios, y unas horas después de que Pablo Iglesias ofreciera a Sánchez y a Alberto Garzón formar un Ejecutivo de coalición entre PSOE, Podemos e IU. Este último acontecimiento ha provocado el giro del líder del PP, pues el pacto de izquierdas tiene ahora mismo más apoyos “y sobre todo” menos diputados en contra que su proyecto.

Críticas a Sánchez

Rajoy ha criticado la actitud del secretario general socialista, que “no ha querido hablar conmigo, se ha negado” y ha preferido explorar la alianza con Iglesias, IU e independentistas. “Le gusta hablar con Podemos, con Esquerra, con Convergència i Unió… Pero no le gusta hablar con el principal partido de España”, ha lamentado.

Toda su intervención ha dejado la sensación de que espera que el PSOE frene los planes de Sánchez, en línea con lo señalado por el dirigente popular Javier Maroto en este diario el miércoles. El PP confía en una rebelión de los barones y la vieja guardia socialista para poder llegar a un entendimiento en forma de gran coalición. En este sentido, se antoja clave el comité federal que el PSOE celebrá el sábado 30 de enero y son de lo más elocuentes las críticas a Iglesias vertidas ya por miembros del partido tan señeros como Alfredo Pérez Rubalcaba o Eduardo Madina.

El Rey llevará a cabo una nueva ronda de consultas a partir del miércoles, con el objeto de poder postular un candidato lo antes posible. En caso de que las conversaciones entre Sánchez e Iglesias avancen, podría nominar al candidato socialista.

EL COMUNICADO DE LA CASA REAL

Su Majestad el Rey ha concluido en el día de hoy la ronda de consultas que inició el día 18 de enero con los representantes designados por los Grupos políticos con representaión parlamentaria, en cumplimiento del artículo 99 de la Constitución.

En el transcurso de la última consulta, celebrada con Don Mariano Rajoy Brey, Su Majestad el Rey le ha ofrecido ser candidato a la Presidencia del Gobierno. Don Mariano Rajoy Brey ha agradecido a Su Majestad el Rey dicho ofrecimiento, que ha declinado.