La nueva aerolínea del grupo Globalia, que heredará gran parte de los vuelos nacionales y europeos de su hermana Air Europa, funcionará como un mero operador externo al que en realidad sólo se alquilan los aviones y las tripulaciones.

Air Europa Express ya ha echado a volar. El pasado 11 de enero operó su primer vuelo. Lo hizo en una ruta más propia de una compañía regional, que conecta Valencia con Palma de Mallorca y luego con Madrid. Es sólo el primer paso: los planes del grupo Globalia pasan por que la nueva compañía herede una parte importante de los vuelos domésticos y europeos que hoy opera directamente Air Europa.

Y es que el nacimiento de Air Europa Express es la solución que pretende darle Globalia a los problemas de rentabilidad de la red española y europea de Air Europa, con la que es imposible competir contra los rivales de bajo coste y que, al tiempo, es totalmente imprescindible para alimentar los vuelos intercontinentales hacia Latinoamérica, que es el principal negocio de la aerolínea.

“Air Europa Express nace para operar a un coste inferior al que lo hace Air Europa, que es lo que demanda el mercado”, explica a SABEMOS Álvaro Middelmann, nuevo consejero delegado de Aeronova, la pequeña aerolínea valenciana que Globalia compró para lanzar su nueva filial y que volará con la marca Air Europa Express. “Globalia necesitaba una estructura de costes competitiva con la que poder alimentar sus vuelos de largo radio. Es lo que hace la competencia”.

Un mero operador de aviones alquilados

Air Europa pretende con esta iniciativa seguir los pasos de Iberia. O directamente imitar al enemigo. Si hace tres años y medio Iberia lanzaba la nueva compañía Iberia Express, ahora Air Europa se atreve con Air Europa Express. Pero mientras Iberia Express es una compañía propiedad 100% de Iberia, Air Europa Express no es filial de Air Europa. Es apenas su hermana, porque se trata de una filial de Globalia, no directamente de la aerolínea. Un matiz con mayor calado del esperado.

Y es que mientras Iberia y su filial Express mantienen operativas totalmente integradas, la relación de Air Europa con ‘su’ Express será la de una subcontrata, la de una compañía a la que se le alquilan los aviones y las tripulaciones para operar vuelos que vende directamente el alquilador. Del mismo modo que Air Europa alquila aeronaves, pilotos y azafatos a la compañía Swiftair (lo que en el sector se conoce como wet lease), ahora mantendrá una relación similar con Air Europa Express.

Air Europa Express será un mero operador al servicio de Air Europa. No tenemos la aspiración de ser como Iberia Express, de vender directamente los billetes y tener una operativa integrada”, sostiene Middelmann, exjefe de Air Berlin en España, que desde 2013 era presentado como asesor personal del presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, y cuya nueva tarjeta de visita le señala como nuevo CEO de Aeronova.

Una filial que no es filial, sólo hermana de Air Europa, y que funciona como un mero operador alquilado. “Somos un operador puro. No vendemos billetes, sino que vendemos horas de vuelo a Air Europa”.

La compañía ha empezado sus vuelos con un avión del modelo ATR 42 con que ya contaba Aeronova. Y a partir de ahora irá incorporando los once aviones del modelo Embraer 195 que opera Air Europa. La cesión de todos estos aviones se completará en mayo de 2017.

Y la nueva Air Europa Express operará las rutas que Air Europa hoy explota precisamente con estos aviones Embraer. Y es por eso que Express acabará heredando de manera progresiva los vuelos a Bruselas, a Lisboa, a Ámsterdam, a Italia, parte de las rutas a Alemania, y también algunas de las conexiones desde Palma de Mallorca a Madrid y Barcelona.

Objetivo: ahorrar costes

“Nuestra función es que los costes operativos por asiento puedan reducirse para beneficiar al grupo”, resume el ejecutivo en declaraciones a SABEMOS. Pero de precisar la magnitud del ajuste de la nueva estructura de costes, nada de nada. De cuánto se ahorra Air Europa alquilando aviones y tripulación a Aeronova, ni mu. “El ahorro es significativo. Sé lo que tengo que ahorrar y lo estoy ahorrando”, sentencia.

Los planes de Globalia pasan por crear una compañía independiente que le sirva para articular un nueva plantilla con condiciones laborales diferenciadas a las de Air Europa. Diferenciadas… y peores: porque los costes laborales serán menores a los de la compañía ya operativa. Fuentes del sector apuntan a SABEMOS que las condiciones salariales de la nuevas tripulaciones de Express se situarán de media en torno a un 30% por debajo a las actuales de Air Europa.

Middelmann no lo confirma… y tampoco lo desmiente. “Según la antigüedad del personal en unos casos estará por encima de esa cifra y en otros por debajo. Pero utilizar ese dato como media me parece exagerado”. Y es que no hay manera de sacarle datos concretos. “Es importante para el grupo aprovechar el ahorro que proporcionaremos. El objetivo es ser más eficientes y más competitivos”.

Aeronova pretende contratar a 100 pilotos y 150 azafatos para poder ofrecer los servicios que requiere Air Europa, y se ha embarcado ya en el proceso de selección del personal para cubrir sus necesidades de plantilla. Y ese proceso se ha visto salpicado por la polémica. La compañía aérea ha decidido exigir a los aspirantes el pago previo de 60 euros para poder realizar las pruebas de acceso. Una práctica que ya le ha valido dos denuncias ante Inspección de Trabajo –del sindicato USO y del Colegio Oficial de Pilotos- por considerarla completamente ilegal.

Globalia ya utilizó la marca Air Europa Express entre 1996 y 2001, cuando decidió cerrarla en plena crisis del sector aéreo global tras los atentados del 11-S. Pero entonces aquella aerolínea se encargaba de operar vuelos regionales (algo más parecido a lo que hace la franquiciada Air Nostrum para Iberia), y ahora Air Europa Express se encargará de operar los vuelos domésticos y europeos de la compañía.