El grupo español negocia una joint venture con un socio local para abrir decenas de hoteles en el gigante asiático. La compañía confía en desembarcar en China con un primer establecimiento este mismo año.

Barceló se lanza a dar la batalla para conquistar China. Del mismo modo que sus rivales españoles Meliá (con Jin Jiang) y NH (con HNA), Barceló también entrará en el gigante asiático con un socio local.

El grupo de la familia Barceló ultima una alianza estratégica con un grupo chino para entrar y hacerlo a lo grande, según ha anunciado hoy Raúl González, consejero delegado para EMEA de la división hotelera del grupo mallorquín, quien no desveló la identidad del nuevo socio pero confirmó que las negociaciones están muy avanzadas y se cerrarán en breve. “Entrar en China sin un socio local es demasiado complicado, por eso hemos optado por una joint venture con un grupo local”, ha explicado.

Los planes de Barceló son poder abrir este mismo año al menos el primer hotel en China y más adelante sumar decenas de establecimientos en el país. “A China no se puede ir para tener cinco hoteles. Allí hay que tener una masa crítica suficiente y en un mercado tan enorme por masa crítica entendemos decenas de hoteles”, ha indicado González, que precisó que en pirmer lugar se optará por desembarcar en el segmento de hoteles urbanos para posteriormente sumar también establecimientos orientados al negocio vacacional que estarán gestionados por el grupo mallorquín.

El desembarco en China servirá de plataforma para una expansión posterior por todo el sudeste asiático, aprovechando que el país ya se ha convertido en el principal mercado emisor de turistas de la región. “Estar en China con hoteles nos servirá para entender mejor cómo aprovechar que China sea emisor al sudeste asiático”, ha explicado.

Meliá ya está en China y en media Asia, NH prepara su llegada, Riu ya ha tiene planes para su primer hotel en la región… y ahora le toca a Barceló. “Sería muy bonito que las empresas españolas pudiéramos repetir en Asia la experiencia que tuvimos en la expansión en Caribe. España tiene una oportunidad úncia de ir a por el liderazgo mundial en el turismo vacacional“.