Amazon Web Services (AWS) ha puesto en marcha el primero de sus cuatro parques eólicos con el objetivo de dotarse de electricidad 100% ‘verde’, al tiempo que continúa trabajando con Iberdrola en uno de estos proyectos de energía renovable.

La compañía norteamericana anunció en noviembre de 2014 su compromiso de usar un 100% de energía renovable para su infraestructura global, ambición en la que se inscribe la puesta en marcha de su primer parque eólico, conocido como Fowler Ridge y situado en Benton County, en Indiana.

En su ‘blog’, Amazon explica que este complejo ya se encuentra operativo y ha comenzado a producir electricidad. El parque eólico entró en pleno funcionamiento el 1 de enero de este año y se espera que cada año produzca electricidad renovable suficiente como para alimentar el equivalente a 46.000 hogares.

El complejo dispone de 65 aerogeneradores que suman una capacidad instalada de 150 megavatios (MW) y cuya altura es la de un edificio de 26 pisos. Las aspas cubren un área equivalente a la de un campo de fútbol, señala la empresa.

Al margen de este proyecto, Iberdrola Renovables trabaja en la construcción y operación junto con Amazon del parque eólico Amazon Wind Farm US East, de 208 MW, en Carolina del Norte (EEUU).

Este proyecto con la empresa española es el más grande de renovables hasta la fecha en el que participa AWS. Se espera que esta nueva granja eólica genere aproximadamente 670.000 megavatios a la hora (MWh) de energía eólica anualmente a partir de diciembre de 2016, energía suficiente para abastecer a 61.000 hogares de Estados Unidos.