Gente escribiendo en Twitter cuando no funciona Twitter. Durante la mañana de este martes la red social del pajarito ha estado caída por motivos que todavía se desconocen. Eso no ha sido impedimento para que la gente haya seguido tuiteando y diciendo que Twitter estaba caído cuando nadie lo leía.

Desde Twitter confirman a SABEMOS que están teniendo problemas. Lógicamente miles de usuarios han reportado sus fallos, y desde la red social aseguran que están trabajando para solucionarlo. Añaden que desde el móvil sí que se puede utilizar la herramienta, aunque también da problemas.

Twitter no vive su mejor momento. Sin un modelo de negocio que respalde su popularidad entre los medios de comunicación, y con unos mercados financieros que le dan la espalda, la red social del pájaro está en tierra de nadie. Además, estas caídas de su sistema dan argumentos necesarios para cuestionarse su funcionalidad como canal de comunicación.

¿Es acertado basar la estrategia de marketing y comunicación de una empresa en una herramienta externa que puede fallar? Muchas compañías, por ejemplo de telefonía, instan a sus clientes a revertir las quejas a través de redes sociales. Han creado un canal más de comunicación, pero uno externo que no depende en ningún momento de ellos.

Lo mismo sucede con los medios de comunicación. Han cambiado su tráfico por visibilidad. ¿Pero qué hacer el día que no funciona? ¿Merece la pena invertir dinero en herramientas externas sin control? Las redes sociales, como es el caso de Twitter, ofrece mucho a cambio de poco, pero también son poco fiables. No poder manejar a los usuarios y lectores dentro de la propia comunidad, provoca que sean “paracaidistas”. Es decir, personas que han llegado a tu medio como podían ir a otro. Personas que ven un retuit como podían no verlo.

Twitter escenifica su diálogo de sordos. Gente tuiteando sin que nadie lo vaya a leer. A ver cuantos RT tiene este texto el día en que se volvió a caer Twitter.