El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado la evolución del sector turístico, con cifras récord tanto en llegadas como en gasto de los turistas, como un reflejo de la situación de crecimiento económico que está experimentando España.

Rajoy ha ratificado su compromiso con el turismo, al que ha considerado “un motor” de la economía, en su intervención en la sesión inaugural del Foro de Liderazgo Turístico Exceltur, que se celebra la víspera de la apertura de la Feria Internacional de Turismo Fitur.

El jefe del Ejecutivo ha recordado que participó en otro foro de Exceltur en 2011 y ha destacado la transformación para mejor que ha experimentado España desde entonces hasta ahora. Algo que cree que ha sido posible gracias a las reformas que se han ido poniendo en marcha y que considera que han dado sus frutos, entre ellas la laboral y la del sector financiero, así como a una decidida apuesta por la estabilidad presupuestaria.

Aún opina que queda mucho camino por recorrer, pero ante el futuro (y sin citar explícitamente las negociaciones para la investidura de un presidente tras las elecciones del 20 de diciembre) ha defendido mantener la misma “fórmula” que ha dado pie al crecimiento económico y la creación de empleo. Y esa receta ha recalcado que pasa por la estabilidad y la continuidad en el espíritu reformista. “Es algo -ha precisado- que no debe cambiar”. Como tampoco cree que debe cambiar el “papel estratégico” del turismo en la economía española porque asegura que va a seguir siendo capital para la prosperidad del país.

Tras ratificar el compromiso “real y operativo” del Gobierno con este sector, ha recordado que España es una potencia turística de primer orden y ha resaltado la contribución del turismo a la imagen del país. El presidente ha explicado que en los últimos años España se ha consolidado en la tercera posición en la clasificación de países por llegada de turistas y en el segundo por ingresos del turismo internacional.

A la espera de conocer la cifra definitiva de llegada de turistas en 2015, Rajoy ha recordado que hasta noviembre eran 64,6 los millones de personas extranjeras que habían llegado a España, lo que ha subrayado que constituye un nuevo récord con tres millones más que hasta el mismo mes de 2014.

De forma más dinámica aún ha dicho que ha crecido el gasto de los turistas, que hasta noviembre había superado los 63.000 millones de euros aumentando en un 6,4 por ciento el registrado hasta el mismo mes del ejercicio anterior.

El aumento de las pernoctaciones hoteleras, la llegada de visitantes de países que no eran un mercado tradicional de España (especialmente los asiáticos), la diversificación de los destinos y el hecho de que España haya pasado en cuatro años de la octava a la primera posición en competitividad turística son datos que ha destacado como muestra de la importancia de este sector para España. “Apostar por el turismo es apostar por nuestra prosperidad conjunta”, ha asegurado Rajoy, que ha destacado la trascendencia de este sector como “gran motor de la economía” en los momentos difíciles de la crisis. Y para seguir en este camino ha insistido en que hay que continuar contando con el sector turístico, invirtiendo más en el mismo y sin pensar en que “todo está hecho”.