“El día que pongan la pasta, seguiremos hablando. Si no, yo no hablo más”, avisa el presidente del grupo, Juan José Hidalgo. “Ya les he enseñado demasiada información del grupo sin poner un duro. Ya no enseño más”.

La entrada del gigante chino HNA en el capital del grupo turístico Globalia (Air Europa, Halcón Viajes, Travelplán, Be Live Hotels…) está congelada, en un punto muerto. Todos los términos de un eventual acuerdo están ya pactados, pero la compañía asiática no se decide a atender la exigencia de la compañía española de aportar un depósito para que la negociación entre en su recta final. Y sin señal, no hay más que negociar.

“Han agotado ya el plazo para hacer el depósito. Ya se lo han saltado. Pero siguen sin decir nada”, ha explicado hoy Juan José Hidalgo, presidente de Globalia. “Se les está pasando el arroz”, advierte el empresario a sus potenciales socios orientales, que pretenden entrar en el capital del grupo con la compra del 44% de la compañía (Hidalgo mantendría su participación actual del 51,6% y su hermano Antonio se quedaría con el 4,4% restante).

Hidalgo, que ha participado hoy en el foro turístico Hotusa Explora, asegura tener más que claro que no se darán más pasos hasta que HNA aporte el depósito exigido. “El día que pongan la pasta, seguiremos hablando. Si no, yo no hablo más”, ha dicho en declaraciones a periodistas. “Ya está todo pactado, incluso una reducción del precio en caso de contingencias. Todo pactado. Pero que pongan el dinero ya si quieren seguir”.

Y es que se diría a Hidalgo se le ha agotado la paciencia con la lentitud negociadora de HNA, y tras dos años de conversaciones el empresario ya no quiere aportar más información confidencial del grupo a unos eventuales compradores que parecen tener tan poca prisa por cerrar la operación. “Ya les he enseñado demasiada información del grupo sin poner un duro. Si no ponen el dinero, ya no enseño más”, ha explicado. “Después de dos años, ya no tengo más que hablar. Es que ya casi no pienso en ello”, sentencia.

Unas negociaciones que vienen de largo

HNA es ya el primer accionista de NH Hoteles (con un 29,5% del capital) y con Globalia busca hacer su segunda gran operación. Y su irrupción en el capital de la matriz de Air Europa, que parecía que podía concretarse en breve, ahora se diría que se está torciendo. Los planes de HNA pasan por tomar una participación del 44% del capital, en una operación que fuentes del mercado estiman que podría ascender a más de 600 millones de euros. La compañía china se quedaría con las participaciones de prácticamente todos los actuales socios de la compañía. Con todas, menos la del propio Juan José Hidalgo, presidente y fundador de Globalia, que mantendría su posición mayoritaria y seguiría controlando el 51,6% del capital hoy en sus manos.

En el accionariado también están presentes su hermano Juan Antonio, un 9,1% (aunque, según los términos pactado, también se quedaría en el capital con un paquete minoritario del 4,4%); su esposa, Avelina Gutiérrez, un 5%; sus hijas, María José y Cristina, un 5,14% cada una. En total, la familia Hidalgo suma casi un 76% del accionariado del grupo. Banco Popular cuenta con un 9,9%; Unicaja, con un 7%; Abel Matutes controla el 5,14% que antes pertenecía al otro hijo del presidente, Javier; y el 2% restante está en manos de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno.

Globalia encargó hace casi dos años banco de inversión N+1 la búsqueda de un socio estratégico que tomara una participación significativa de Globalia y la preparación de la salida a bolsa del grupo. Los planes pasaban inicialmente por que un nuevo accionista compre las participaciones de los socios minoritarios para posteriormente sacar una parte a cotización en bolsa. Y fuentes de Globalia insisten en que la intención de salir a bolsa continúa y que sería compartida por HNA.

Las oportunidades que ofrece la unión de Globalia al gigante oriental son más que atractivas. HNA, con su enorme conglomerado de aerolíneas, podría utilizar el mercado español (con Air Europa como estandarte) como puente para extender sus conexiones desde Asia hacia Latinoamérica y África (uno de los sueños estratégicos de Chen Feng, presidente de HNA). Y el afianzamiento del conglomerado chino en el capital de un gran grupo turístico español podría servir para elevar los flujos de viajeros asiáticos hacia España (uno de los sueños estratégicos del sector turístico nacional en conjunto).